14 1 web
El helicóptero realiza labores de extinción lanzando agua desde el cielo. /E.R.

Pocos minutos pasaban de las 20.00 horas del viernes cuando una enorme columna de humo blanco aparecía por encima del instituto de El Espinar. Rápidamente se corrió la voz de alarma: hay fuego en la zona de Santa Quiteria. Los primeros en llegar fueron unos vecinos que pala en mano intentaron sofocar las llamas que ascendían por un prado y algunos árboles. Otro vecino empleó su pala retroexcavadora directamente contra el fuego.

Por un momento se temió lo peor. El fuego ascendía por una zona de pasto sin segar directamente hacia el pinar de Aguas Vertientes, declarado Reserva de la Biosfera. Hasta la zona se desplazaron empleados municipales, bomberos de Segovia, trabajadores de Iberpistas, bomberos forestales de la Junta de Castilla y León y dos helicópteros con su cuadrilla BRIF, Guardia Civil, Cruz Roja, Policía Local, agentes forestales municipales y de la Junta y Protección Civil de El Espinar.

La rápida intervención de los vecinos fue fundamental para controlar, en primera instancia, el avance de las llamas. Una vez que los bomberos estuvieron sobre el terreno, el agua de las mangueras terminó con las llamas y la ayuda del helicóptero, que repostaba agua en San Rafael, permitió refrescar la zona.

Antes del anochecer la situación se había controlado y ,durante varias horas, un retén alumbrado por los faros de los camiones permaneció en la zona realizando tareas de refresco. “Hemos sufrido en nuestras carnes lo que supone una emergencia por un incendio. Quiero agradecer a todos los intervinientes en el incendio, especialmente a los vecinos que han acudido rápidamente al lugar y han evitado un mal mayor”, explicó el alcalde de la localidad, Javier Figueredo, que también se desplazó hasta el lugar, acompañado de varios representantes municipales.

Por el momento se desconocen las causas que pudieron originar el incendio que ya investiga la Guardia Civil. Los agentes tomaron declaración a los primeros vecinos que llegaron hasta el lugar de los hechos y que fueron los que dieron la voz de alarma. El Espinar, municipio que antaño fue castigado en varias ocasiones por el fuego, llevaba muchos años sin tener que lamentar acontecimientos como este. Desde el Consistorio piden precaución para lo que resta de verano. La localidad se encuentra llena de gente y es necesario extremar al máximo las precauciones.