Los vecinos de Gomezserracín, en una de las protestas. /E.A.
Publicidad

Los vecinos de Gomezserracín continúan con sus caceroladas a las puertas del Ayuntamiento desde hace tres semanas para reclamar transparencia en el proyecto de concentración de pinares y en la tercer recarga del acuífero del Carracillo. En las últimas protestas, según informan en una nota de prensa, han estado vigilados por la Guardia Civil y por el de la unidad territorial del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL). Tenían previsto seguir todos los lunes y martes hasta el 18 de diciembre, pero los técnicos del ITACYL solo volverán hoy martes a recoger datos. “Ya no se dan más citas en el pueblo, si los vecinos pueden declarar sus propiedades desplazándose  a Segovia. Si se quieren realizar los trámites en el pueblo, una persona se queda con los datos e informa de que más adelante se pondrán en contacto después del parón programado”, explican. Los vecinos han convocado una manifestación el domingo 1 de diciembre en la localidad, a la que invitan a todos las personas interesadas.

Los vecinos insisten en que se sigue protestando para proteger sus pinares. Además, reclaman conocer los resultados de las dos votaciones vecinales realizadas, “y que el ITACYL mantiene en secreto, a pesar de habérselo solicitado en las reuniones con los vecinos y también por escrito”.

El objetivo es paralizar la concentración de pinares que les han propuesto, “enmascarando una tercera recarga del acuífero del Carracillo, que acabará con sus pinares, al realizar 82 sondeos para extraer el agua, dos balsas de acumulación del agua extraída, caminos, canalizaciones, líneas eléctricas y demás infraestructuras necesarias”. Los vecinos quieren proteger lo que durante años fue su medio de vida.