Publicidad
Desde muy distintos y distantes puntos de la geografía segoviana se ha hecho oír durante todo el fin de semana el clamor de los vecinos de los pueblos que no quieren perder servicios sanitarios y entienden que la presencia de los médicos en los consultorios rurales es necesaria para garantizar una adecuada asistencia y un seguimiento de los pacientes. Niños y mayores han salido a las calles con pancartas para reunirse ante sus consultorios mostrando su oposición a cualquier tipo de intento de supresión de estos puntos de atención médica.
“Porque ser pocos no resta derechos”, “No a una despoblación forzosa” y “Por una sanidad rural, pública, digna y de calidad” son los lemas más repetidos en las movilizaciones.