El encuentro congrega todos los años a numerosas encajeras. / EL ADELANTADO
Publicidad

Fuenterrebollo se prepara para acoger la tercera edición de su Encuentro anual de Bolillos y recibir a las encajeras a partir de las diez de este sábado en el salón multiusos El Trinquete, momento en el que se les hará entrega de la Bolsa de la Encajera. A las 10,30 horas está prevista la inauguración oficial y la apertura de los puestos que ofrecerán artículos de lo más variado dentro del mundo de los bolillos y del encaje: los bolillos de plata de Gema Fernández, los encajes de Almagro de Rita Fierrez, los diseños de Aurora Ramos y la artesanía de Juan Antique.

Seguidamente, Mónica García Barriuso realizará un taller de telar de bajo lizo, hará una demostración sobre cómo se trabaja con el telar, las técnicas y consejos y, posteriormente, realizará un taller participativo en el que poner en práctica sus explicaciones.

En la segunda edición de este Encuentro se creó la figura de la Encajera de Honor y este año el nombramiento ha recaído en Pilar Rojo González, encajera de bolillos de Fuenterrebollo que, con 90 años, sigue haciendo sonar sus bolillos y cruzando sus hilos para terminar un chal y comenzar un nuevo proyecto.

Tras la comida, el café y la tertulia se inaugurará la Exposición sobre ‘Encaje de bolillos y punto segoviano’ en la Biblioteca de la localidad, que mostrará, por un lado, tradicionales trabajos de encajes de bolillos del siglo pasado; diseños contemporáneos; aplicaciones en prendas de ajuar o en trajes segovianos; mundillos de diversas formas y rellenos, que en algunos casos son centenarios, y bolillos realizados en diferentes maderas en los que el paso del tiempo ha hecho su aportación.

Por otro lado, este año la Exposición albergará una amplia muestra de trabajos bordados en punto segoviano que irán desde prendas de ajuar hasta su aplicación en el traje segoviano, como pecheras de camisas, e incluso cuadros bordados que parecerán pintados.

La Ermita de San Roque acogerá la Conferencia de Mónica García Barriuso sobre ‘Tejido en telar de bajo lizo y fieltro húmedo, dos oficios del pasado’ en la que mostrará cómo con hilo y madera, al igual que en el encaje de bolillos, pero aplicando técnicas diferentes, se puede realizar otro tipo de tejidos.

El encaje de bolillos forma parte del pasado y del presente de Fuenterrebollo. Si bien es cierto que antaño se realizaba con una finalidad más práctica, para prendas de ajuar que se hacían en casa, indumentaria tradicional, camisas o aplicaciones en los trajes regionales, hoy en día ha sumado a ese legado la versatilidad e innovación funcional en prendas y complementos.