Entrega de material de protección en el centro infantil. /E.A.

Los primeros resultados tácitos del proyecto solidario ‘Fuentepelayudamos’ ya han empezado a surtir efecto en una de las cuatro entidades beneficiarias de los recursos obtenidos con la venta de mascarillas. En concreto, la guardería local ha sido la primera en concretar su listado de necesidades básicas para mejorar su sistema de protección ante la pandemia de la Covid-19. Así, Rosa Cañestro, como responsable máxima de la guardería, se decantó por la adquisición de distintos materiales educativos de contenido audiovisual y tecnológico para favorecer la separación de los chavales y evitar situaciones de riesgo. En su campo de necesidades también expresaron la necesidad de contar con un vestuario específico de pantalones y casacas sanitarias de microfibra para la totalidad de trabajadoras de la guardería. Y por último, la directora centró su atención en diferentes recursos de señalizaciones horizontales y en la instalación de limpiadores clorados.

En un acto sencillo, pero cargado de emotividad, la directora de la guardería, el presidente de la Fundación Caja Cega y la directora de Cajaviva en Fuentepelayo, entidades que promueven esta iniciativa, llevaron a cabo el protocolo de entrega y recepción de estos materiales en la propia sede de la Fundación. Se complementó esta reunión institucional con una visita de los patronos de la Fundación Caja Cega a las instalaciones y dependencias de la guardería municipal para conocer de primera mano los resultados prácticos de estos recursos entregados y su repercusión en la actividad cotidiana de los más pequeños del lugar.

En los próximos días se procederá a la entrega de materiales específicos a la residencia de personas mayores, al centro de Educación Infantil y Primaria y al centro de salud de la localidad.

‘Fuentepelayudamos’ ha comenzado a palpitar en los corazones de las personas más vulnerables de la localidad.