Una larga hilera de tractores de Talleres Lázaro recibe al visitante en la popular feria de Fuentepelayo. / ROCÍO PARDOS

El Ayuntamiento de Fuentepelayo anunciaba ayer, miércoles, la suspensión de la Feria de El Ángel, que este año hubiera cumplido su 37 edición, y se hubiera celebrado este próximo fin de semana. La celebración de esta feria es un evento clave, no solo para este municipio, sino también para toda la comarca, al ser considerado un potente promotor socioeconómico para pequeñas y medianas empresas de la zona.

Esto se debe a que durante estas fechas, la feria congrega la presencia de numerosos expositores de diferentes sectores como el agrícola, ganadero, alimentario o artesanal, quienes muestran, con cariño e ilusión, sus productos más potentes y novedosos. Es por ello, que esta exposición, tiene repercusión tanto provincial como autonómica, fomentando tanto la economía como el comercio.

Como muestra de agradecimiento a los expositores y con la idea de aportar un granito de arena ante esta situación excepcional, el Ayuntamiento de Fuentepelayo ha decidido dar difusión al Libro de la Feria de el Ángel del año 2020, para que quién así lo desee pueda visitarlo en la página web, colaborando para mantener el contacto comercial con los proveedores y facilitando de este modo tanto la oferta y demanda de sus productos.