pleno octubre votos
Pleno del Ayuntamiento de Cuéllar. / C.N

Como cada año al llegar a su fin, el pleno del Ayuntamiento de Cuéllar expone cuáles serán los días festivos locales que se fijarán en el calendario del año siguiente. En esta ocasión, el alcalde de la villa, Carlos Fraile, manifestó el consenso que sucedió al debate por la colocación de dichas jornadas festivas. 

En la sesión plenaria, el Partido Popular quiso dar a conocer su desacuerdo sobre la elección de fechas, sobre todo la del 30 septiembre, desplazada un día de la festividad de San Miguel (29 de septiembre). “Consideramos que trasladar una fiesta local que estaba bastante instaurada puede ser un error”, comentó la portavoz, Nuria Fernández. “Nuestra propuesta va en el sentido de que al celebrar una fiesta local en viernes, hay algún grupo del comercio que se vería agraviado”, expuso la concejal.

Como explicó Fernández, al fijarla en viernes, los comercios que abran en sábado seguirían haciéndolo, mientras que trasladarlo al lunes daría opción a “celebrar un gran fin de semana”, que era la propuesta de estos últimos años, aunque se haya visto afectado por la pandemia. “El sábado todo el mundo tendría que trabajar, mientras que siendo el lunes, todos podrían disfrutar de esa festividad”, indicó la edil.

Respecto a la otra jornada festiva local, el 25 de abril, la edil reconoció que este día es “solo un día de descanso después del Día de la Chuleta, y se podría haber intentado unir a otro gran fin de semana en el que se hiciera la Feria o fiesta, puesto que así solo será eso, un día de descanso”, señaló. Fernández reiteró que bajo la opinión de su grupo municipal “no se ha tenido en cuenta al comercio”, y justificó así su abstención.

El alcalde del municipio, Carlos Fraile, dio a conocer el “amplio consenso en cuanto al lunes de las chuletas”, algo que desapareció y volvió hace unos años. Comentó también que tras la celebración de la comisión, se volvió a valorar el cambió de la fecha de septiembre. “Se sometió a consideración ese lunes 3 de octubre”, se consultó en una reunión con los miembros del CIT, la asociación de hosteleros, y se sacó la conclusión de que ese lunes solo sería de descanso; “entendemos que si se puede hacer un festejo de San Miguel, ligado al fin de semana, vestía más en viernes”, aseveró el alcalde. “Hay opciones para todos”, añadió, “cada uno tiene la suya y esta es la propuesta del equipo de Gobierno”, concluyó.

Finalmente, el recuento de votos, con ocho a favor y cuatro abstenciones, dejan las fiestas locales fijadas en el viernes 30 de septiembre y el lunes 25 de abril, a la espera de que la normalidad permita aprovechar esas jornadas y que sean de celebración.