Publicidad

Arranca el verano cultural y turístico en la villa y lo hace de la mano de Festeamus, que ha querido animarse a celebrar su décimo aniversario a pesar de las circunstancias adversas. Mas si cabe es momento de apoyar la cultura, y así lo van a hacer en una edición muy especial, como destacó parte de la directiva de la Asociación Gente Festeamus, representada en Nuria Aguado y Fernando Cárdaba. Diez años bien merecen el ánimo de hacer algo diferente; “queríamos que esta fuera una edición y lo va a ser”, bromeó Aguado. “Creemos que hay que seguir adelante sí o sí porque el panorama que nos espera es lamentable, por desgracia, y necesitamos ocio, tiempo libre y cultura”, remarcó la actriz. Afirmó que todo se va a hacer con “muchísimo cuidado”, precaución, todas las medidas del protocolo que exige la Junta. “Creemos que la gente no tiene por qué tener miedo”, explica, y detalla que todo tendrá lugar en la “terraza teatro-Gente Festeamus”: la Huerta de la Alegría de los Paseos de San Francisco será un teatro al aire libre. Todas las localidades (alrededor de 100) estarán numeradas, con medidas de seguridad en la entrada, y un bar que se instalará allí; Protección Civil y algún voluntario de Cruz Roja ayudarán a que todo transcurra con seguridad y no merme el disfrute de todos los asistentes. Solo uno de los espectáculos se ubicará en la sala cultural Alfonsa de la Torre: el aforo autorizado es de 100 personas y si se supera, se hará doble función. Igualmente, los pasacalles “chateamus” van a abarcar tanto la zona centro como la zona norte de la localidad, y están pensados para que el público no se levante de las terrazas, como explicó Nuria Aguado. La Orquestina de la Abuela Pina y Flau&cia amenizarán este momento, pero también con la s medidas de seguridad pertinentes.