Estado en el que quedó el turismo que se incendió en la carretera de Arévalo por la mañana. / Kamarero
Publicidad

Las carreteras de la provincia habían registrado hasta las 20,30 horas dos siniestros en los que se vieron involucrados vehículos de motor con un balance trágico de un fallecido de 52 años y una mujer de 27 herida de gravedad, según el Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León.

El accidente de tráfico de mayor gravedad se produjo poco antes de las 13,45 en la carretera provincial SG-211, que comunica Tabanera la Luenga con Aguilafuente, conocida por los conductores en la zona como la carretera de Mozoncillo, aunque el siniestro tuvo lugar en el término municipal de Tabanera, según fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia.

La sala del Centro de Emergencias 112 de Castilla y León recibió una llamada que alertaba del accidente de un turismo y una furgoneta, que habían chocado frontalmente, a la altura del kilómetro 4 de la citada vía.

El alertante indicó que había dos personas atrapados en sendos vehículos, un varón inconsciente y una mujer consciente que no podía salir por sus propios medios ni con la ayuda de los testigos.

La sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente a la Guarida Civil de Tráfico y a los bomberos de Segovia, que tuvieron que intervenir para rescatar a ambos.

Avisó, además, a Emergencias Sanitarias de Sacyl, que envió una UVI móvil, una ambulancia de soporte vital básico y el equipo médico del centro de salud de Carbonero el Mayor.

El personal sanitario desplazado al lugar del suceso confirmó el fallecimiento de uno de los heridos, un varón de 52 años, y el trasladado de una herida, una mujer de 27 años, en la UVI móvil, al Complejo Asistencial de Segovia.

Se da la circunstancia de que la carretera SG-211 se encuentra en obras a lo largo de seis kilómetros, desde el acceso con la A-601, autovía de Pinares, en término de Tabanera la Luenga hasta la localidad de Aguilafuente.

Incendio de un vehículo

Por otro lado, a las 10 horas de la mañana los bomberos de Segovia tuvieron que intervenir para apagar el incendio que se había producido en un turismo por causas que se desconocen en el cruce de la carretera CL-607 con la carretera de Arévalo. El vehículo ha quedado destruido por el fuego pero no hay que lamentar heridos, ya que los ocupantes lo habían abandonado al percatarse de la presencia de llamas en el mismo.