Fallece Florentino Ruiz, que dirigió Avigase y fue presidente de Cesfac

Impulsó proyectos agroalimentarios e impulsó el crecimiento de la mayor cooperativa de Segovia

El que fuera director de la cooperativa Avigase entre los años 1992 y 2006, y presidente de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (Cesfac) durante cinco años (2002 – 2007), Florentino Ruiz Cruces, ha fallecido en Torrelavega (Cantabria), a los 79 años de edad .

Vinculado siempre al mundo agroganadero y en especial de la alimentación animal, la última fase de su vida profesional la dedicó al mundo cooperativo, donde dirigió la compañía Avigase entre los años 1992 y 2006.

Previamente había ocupado diversos cargos de responsabilidad profesional en compañías como Purina o Nanta, antes de llegar a Segovia para dirigir la mayor cooperativa de producción de piensos de Castilla y León, Avigase. En esta época llevó a cabo la ampliación de las instalaciones de esta sociedad y su traslado desde La Lastrilla hasta el polígono industrial Nicomedes García, en Valverde del Majano, donde se encuentran actualmente.

En su etapa se impulsaron varios proyectos empresariales vinculados a la cooperativa como la puesta en marcha de un sistema de cogeneración como forma de ahorro energético, o la venta directa a través de una tienda de productos elaborados por los cooperativistas. También se crearon líneas de venta de productos de los socios ganaderos con canales de comercialización, como Tradicarne o Tradiporc, este último aún en funcionamiento.

Desde la cooperativa Avigase han lamentado la pérdida de quiera fuera uno de sus directivos más destacados, en una etapa en la que se impulsó el crecimiento de la sociedad, que extendió su radio de acción con las ventas de pienso y servicios a los ganaderos fuera de la provincia de Segovia, como Ávila, Madrid e incluso ganaderías de Cáceres.

También desde Cesfac han lanzado un comunicado sobre el fallecimiento de Florentino Ruiz, quien también estuvo al frente de la Asociación de Fabricantes de Piensos Compuestos de Castilla y León (Asfacyl) y de la Fundación Cesfac, organizaciones “cuya modernización no se hubiera emprendido sin su empeño”. “Era un apasionado de la vida asociativa, que consideraba una herramienta más para la empresa”, recuerdan.