Luis Eduardo Izquierdo.
Luis Eduardo Izquierdo.

La peor de las noticias se confirmaba el jueves a última hora de la tarde. Luis Eduardo Izquierdo Salamanca, policía local natural de Cuéllar y destinado en Valladolid, fallecía a causa de las graves heridas sufridas en un accidente ocurrido en acto de servicio el pasado lunes. El agente acudía a un aviso por tiroteo en el barrio de Pajarillos cuando colisionó con un vehículo, lo que le causó fuertes traumatismos. Rápidamente, los servicios de emergencia lo trasladaron al Hospital Río Hortega, donde permaneció en estado crítico hasta que el jueves se conoció la noticia de su fallecimiento, lo que provocó el desconsuelo entre compañeros de profesión y vecinos de la villa.

El vecindario de Cuéllar, que ha estado pendiente desde el lunes de su estado y deseando con fuerza su recuperación, ha quedado consternado por la triste noticia. Están siendo incontables los mensajes de ánimo a familiares y amigos vertidos en redes sociales, acompañados de crespones negros que un gran número de vecinos ha decidido mostrar en señal de duelo y acompañamiento a la familia.

Fue la cuenta de Policía Local de Valladolid en Twitter la que se hacía eco de la triste noticia tras varios días con mensajes de ánimo y con la esperanza de que su compañero, para el que todo han sido palabras de alabanza en lo profesional y en lo personal, saliera adelante. “Padre, esposo, hijo y compañero, seguiremos adelante para mantener su luz azul encendida”, publicaban en redes el jueves desde el cuerpo policial vallisoletano.

El alcalde de Cuéllar, Carlos Fraile, se ha sumado a los mensajes de condolencia. “No tengo palabras, se va una gran persona y un extraordinario profesional”, comentaba el primer edil. “Quiero trasladar mi pésame y cariño a su mujer, hijos, padres, hermanas, amigos, compañeros de la policía municipal de Valladolid y de Segovia”, añadía.

El Ayuntamiento de Cuéllar ha decretado dos días de luto oficial, con banderas a media asta en el Consistorio.

Está previsto que los restos mortales del agente Luis Izquierdo lleguen hoy sábado a las 9.00 horas al tanatorio cuellarano, acompañados por comitiva de la Policía.

El velatorio estará abierto hasta las 12.00 horas y la incineración se llevará a cabo en la más estricta intimidad.

Los agentes de la Policía Local de Segovia llevan lazos negros en su uniforme en señal de duelo, y los coches y motos patrulla portan, también, crespones negros por el fallecimiento de quien formó parte de su plantilla entre 2011 y 2019.

coche policia luto web
Los vehículos policiales llevan en Segovia crespones negros como muestra de luto. / Jaime Guerrero
policia luto web
Una agente de la Policía Local de Segovia lleva un lazo negro en memoria de Izquierdo. / Jaime Guerrero

 

 

 

 

 

La Plaza Mayor de Valladolid se llenó ayer al mediodía de compañeros, personalidades políticas y vecinos para rendir homenaje al agente. Visiblemente emocionados, los compañeros guardaron un minuto de silencio para pasar después a encender las sirenas como muestra de afecto y de dolor. Al acto asistió la procuradora cuellarana Marta Sanz, que también se ha sumado a las condolencias en redes.

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, además de muestras de condolencia, ha hecho público el pésame de todos los alcaldes de Castilla y León.

La intendente jefe de la Policía de Valladolid, Julia González, se mostraba ayer emocionada al hablar de Luis Eduardo como “un gran profesional, una gran persona que ha dado su bien más preciado, que es su vida, al servicio de los ciudadanos; incluso hoy está haciendo su último servicio con la donación de sus órganos. No se puede pedir mayor generosidad en una persona, lo ha dado todo”.

Todos los comunicados y manifestaciones destacan del agente su profesionalidad, su trato amable con los compañeros, su comportamiento ejemplar, su sonrisa y solidaridad.

Medalla de Servicio

Manuel Saravia, alcalde accidental de Valladolid, explicaba ante los medios que todos los grupos políticos del Ayuntamiento de la capital están de acuerdo en otorgar la Medalla de Servicio, máxima distinción que concede la Policía Local de este municipio.

El Ayuntamiento de Valladolid ha decretado tres días de luto oficial y la noche del jueves encendió su Cúpula del Milenio con las luces de la Policía.