Pequeños y mayores participaron en esta cita de las navidades segovianas, a la que asistieron numerosos espectadores en la iglesia de Fuentepelayo. / diego gómez
Pequeños y mayores participaron en esta cita de las navidades segovianas, a la que asistieron numerosos espectadores en la iglesia de Fuentepelayo. / diego gómez

Quienes aman la Navidad, el miércoles tuvieron una oportunidad inigualable de disfrutar de esta modalidad musical en la XXXVII Muestra Provincial de Villancicos de Fuentepelayo. Más de 400 participantes cantores concurrieron a esta manifestación social y artística que año tras año se desarrolla en Fuentepelayo gracias a los esfuerzos de organización y a la indiscutible capacidad de convocatoria que la Asociación Taller Cultural viene haciendo desde hace más de siete lustros.

Por el ocasional escenario del altar mayor de la iglesia de Santa María, desfilaron veinte agrupaciones artísticas de la capital y de la provincia. En un ambiente de alegría compartida, de ilusión a raudales y de emociones, cada uno de los colectivos interpretó un villancico de libre elección. Villancicos de todos los rincones del mundo, temas de lo más variados en su aspecto musical y en el mensaje de sus textos, adaptaciones plenas de imaginación, instrumentación de alta cualificación, gracejo etnográfico de algunos lugares de nuestra geografía y un trabajo ímprobo en todos y cada uno de los grupos participantes. Fuentepelayo presentó seis grupos diferentes (Coro de Voces Blancas, Escolares de Primaria y Secundaria, Coro Parroquial Santa María, Coral y Rondalla Taller Cultural). Desde la capital de la provincia participaron cinco agrupaciones (Nuestra Señora de la Esperanza, Fray Juan de la Cruz, Hermanos de la Cruz Blanca, Cooperativa Alcázar y San José). Y además participaron el Coro Parroquial de Sanchonuño, Fuenterrebollo, Fundación Personas de Cuéllar, Los Llanos de Valverde del Majano, Hontanares de Eresma y cantores de Aldea Real, Abades, Escalona del Prado, Zarzuela del Pinar, Aguilafuente, Carbonero el Mayor, Navalmanzano y Lastras de Cuéllar. También concurrieron como grupos invitados: la Coral La Casa Grande de Martiherrero, procedente de Ávila, y El Valle de La Bañeza (León).

El último momento álgido de los muchos que hubo en esta actividad, lo pusieron la totalidad de grupos participantes cuando entonaron al unísono el célebre villancico ‘Noche de Dios’, al final del acto.

A esta convocatoria acudieron representantes de las entidades patrocinadoras y autoridades locales. Así, para la entrega de premios subieron al estrado: el representante de la Fundación Caja Cega (José Luis Migueláñez), el director general adjunto de Cajaviva (Francisco Encinas), el alcalde de Fuentepelayo (Daniel López) y la vicepresidenta de la asociación Taller Cultural de Fuentepelayo (Teresa Puente); más el director y coordinador de la Muestra de Villancicos (Juan Cruz Serrano). Estas personas fueron las encargadas de entregar los regalos conmemorativos a los representantes y directores artísticos de cada uno de los grupos.

Como colofón a todo este impresionante y multitudinario evento musical navideño, todos los cantores, patrocinadores y autoridades provinciales y locales degustaron la tradicional chocolatada con churros que se desarrolla en la Plaza Mayor de la localidad segoviana.