“Estamos trabajando para convertir en oportunidad lo que fue una amenaza”

El presidente de la Diputación provincial, Miguel Ángel de Vicente, hace balance de los dos años de legislatura con la mirada puesta en la recuperación económica de la provincia y afrontando metas estructurales como el reto demográfico

Miguel Angel de Vicente 2
El presidente de la Diputación, Miguel Angel de Vicente. / EL ADELANTADO

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, cumple dos años al frente de la institución provincial y, coincidiendo con los dos años del pleno de constitución del equipo de Gobierno, hace balance. Si el primer año estuvo marcado por la irrupción de la pandemia que hizo que se tuviera que reestructurar todo el Presupuesto, con la puesta en marcha del programa ‘Segovia, Provincia Reactiva’, para adaptarlo a las necesidades de una crisis sanitaria sin precedentes, donde las personas fueron el centro de todas las decisiones; el segundo ha venido marcado por las consecuencias de la pandemia que han necesitado del apoyo y el esfuerzo de la Diputación para llegar a los sectores más afectados con ayudas directas que “han llegado de forma eficaz y rápida a los bolsillos de aquellos que más han sufrido la incertidumbre económica provocada por la Covid19”.

El presupuesto del año 2020 tuvo que redimensionarse casi antes de comenzar a ejecutarlo. En 2021 “se tuvo en cuenta la coyuntura social y económica para presentar unas cuentas ambiciosas desde la responsabilidad y honestas con las necesidades y las posibilidades de nuestra provincia, con un presupuesto que aumenta un 129% las inversiones en la provincia con respecto al ejercicio anterior para poner 67 millones de euros al servicio de los pueblos de la provincia y sus gentes”. Estas cifras están permitiendo que “a pesar de la situación, vayamos cumpliendo nuestros compromisos e incluso los vayamos adaptando a las necesidades que nos trasladan los diferentes colectivos, ya que nuestra manera de gobernar desde la escucha activa y el consenso nos permite sacar adelante proyectos importantes con el respaldo de los agentes implicados”. Así, “pusimos en marcha un nuevo programa de recuperación socioeconómica ‘Segovia, Provincia Reactiva2’ dotado con más de seis millones y medio de euros, compuesto por seis planes sectoriales y 44 líneas de ayuda”.

Este ha sido el caso de las ayudas directas que, a través de los planes ‘ReLanza2’ y ‘ReinvenTa2’ están llegando al sector de la hostelería y el turismo rural de la provincia, “con una inversión de 250.000 euros destinados a la concesión de subvenciones directas a los empresarios del sector para hacer frente a los gastos ordinarios de sus negocios”, ha explicado De Vicente. En este sentido, el éxito de los bonos ‘ReinvenTa2 tus vacaciones’ que Prodestur ha gestionado con los visitantes para potenciar la hostelería, las actividades de aventura y las pernoctaciones en establecimientos rurales “ha sido rotundo ya que en menos de dos meses se ha agotado la partida económica de 50.000 euros que se había planteado para este fin con cuya campaña hemos repartido 1.247 bonos”.

En total, la institución provincial ha apoyado al sector turístico de la provincia con más de medio millón de euros, ya que “no hemos querido dejar a nadie fuera y hemos ampliado también nuestro compromiso con los guías turísticos oficiales, o con los propios empresarios a través de la formación”. Esta línea también se ha seguido en el apoyo al comercio rural y de cercanía “al que hemos destinado casi 400.000 euros porque son ellos quienes dar servicios de primera necesidad en nuestros pueblos, quienes ayudan a asentar población y quienes también merecen que desde la institución provincial facilitemos el desarrollo de su fundamental labor”.

Estas medidas que están llegando “donde tienen que llegar” y que han contado con el apoyo de la Mesa Provincial del Diálogo Social en la que están representados los principales sindicatos y la patronal, así como de las asociaciones profesionales de los distintos sectores contemplan 44 líneas de ayuda que “sin duda, están redundando en un beneficio directo y evidente, tanto en nuestros pueblos como en las personas que habitan en ellos”. Es el caso también de los Planes de Empleo que, “con casi tres millones de euros hemos logrado la creación de más de 400 puestos de trabajo en la provincia, lo que supone un 44% más que en 2020”.

Este segundo año de mandato ha supuesto también un aumento importante en la inversión directa en los pueblos, que supera los diez millones de euros. Uno de los programas estrella es el Plan de Ayudas a Inversiones Municipales (PAIMP) que este año ha tenido un incremento del 9,3%, llegando hasta los 6.428.000 euros frente a los 5.800.000 euros de 2020, lo que significa que “la inversión media por municipio pasaría de 26.158 a 28.698 euros, lo que está permitiendo además que las pequeñas empresas de construcción de la provincia puedan garantizar su actividad, lo que refuerza también la empleabilidad en nuestros pueblos”.

Además, este año, se suma el Fondo Extraordinario de Inversiones Municipales (FEIM) que posibilitará la inversión directa en los pueblos de cerca de dos millones de euros, sumando aportaciones de la Junta, la Diputación y los propios ayuntamientos. Por otro lado, el Plan de Carreteras está dotado con más de tres millones de euros, experimentando cerca de 300.000 euros de aumento respecto al ejercicio anterior, siendo la red de carreteras provincial la más extensa con 1.229,345 kilómetros, agrupados en 136 itinerarios. En cuanto a la conectividad digital y la depuración de aguas residuales, se han presupuestado 180.000 y 500.000 euros, respectivamente, siguiendo los protocolos firmados con la Junta de Castilla y León y “dependerá de cómo se vayan haciendo los proyectos y ejecutando las obras para que se vayan realizando los aumentos presupuestarios que correspondan”.

Alimentos de Segovia

Este segundo año de legislatura también ha sido el del impulso definitivo a la marca de la Diputación, ‘Alimentos de Segovia’. A punto de llegar a los 300 socios entre productores, establecimientos, asociaciones e IGP, el sello de la institución provincial ha experimentado un crecimiento exponencial basado en el apoyo de “un Equipo de Gobierno que cree en que el apoyo a lo nuestro es fundamental para crecer como provincia”. Por eso, la puesta en marcha del Plan Resurge y de su campaña de promoción ha puesto a los propios productores “en el centro, como protagonistas indiscutibles de lo que queremos que sea Alimentos de Segovia, un sello basado en la calidad de los productos de nuestros pueblos”.

En este sentido, además de la puesta en marcha de diferentes iniciativas que den a conocer la marca tanto en nuestra provincia como fuera de ellas, “porque nos preocupa y nos ocupa su posicionamiento en el mercado, los socios han contado con un importante apoyo por parte de la institución provincial con una cuantía total de 90.000 euros destinada a cheques de ayuda a socios afectados por los efectos de la crisis sanitaria, así como a subvenciones para la innovación digital y dinamización de la marca, y para expositores y venta de Alimentos de Segovia”.

Uno de los pilares en los que se asienta la actividad de la Diputación son los Servicios Sociales. Ello se suma a las necesidades habituales de los pueblos. Miguel Ángel de Vicente ha seguido apostando por las personas en este segundo año de mandato. Los Servicios Sociales de la Diputación han vuelto a estar a la altura de lo que la situación requería y, el compromiso con los más vulnerables se ha mantenido intacto, tanto en el territorio con la potenciación de los servicios que se ofrecen desde los cuatro Centros Agrupados de Acción Social, como en los cuatro centros residenciales que “están experimentando una transformación arquitectónica y medioambiental muy importante para adaptarse al modelo de atención centrado en la persona que venimos desarrollando en los últimos años”. Desde el Área de Asuntos Sociales se está llevando a cabo la implantación del servicio de comida a domicilio “como una manera más de llevar a los hogares de los mayores de nuestros pueblos aquello que necesitan para que, mientras su salud se lo permita, puedan seguir viviendo en su casa”.

Además, la institución provincial ha vuelto a ser pionera en lo que se refiere al cuidado de las personas en las instituciones, poniendo en marcha la primera unidad de convivencia de la región en un centro para personas con discapacidad intelectual. “Ojalvilla es, sin duda, uno de los proyectos más ilusionantes que hemos puesto en marcha este año, ya que la evolución de los residentes que ahora viven en ella ha sido extraordinaria en las pocas semanas que llevan viviendo allí”. Este modelo es la apuesta de la institución provincial para sus cuatro centros y “en ello continuaremos avanzando en los próximos años”.

Cultura segura

Desde el inicio de la pandemia, una de las premisas de la Diputación, era conseguir el equilibrio para que la actividad cultural no cesase y que llegara a los pueblos de manera segura. Asumiendo que hubo un parón importante y que “no debíamos correr riesgos innecesarios, lo que hemos hecho desde la institución provincial ha sido estar al lado de los artistas reorientando nuestros programas, pero también concediendo ayudas directas para profesionales y empresas del sector que han superado los 150.000 euros”. Además, el Teatro Juan Bravo ha vuelto a recuperar su ritmo de representaciones, “con la calidad de siempre, a pesar de que las restricciones de aforo han hecho que el ingreso por taquilla haya sido muy inferior, sin embargo, decidimos no privar al espectador del espacio escénico más importante de la provincia, aun teniendo que realizar un esfuerzo importante presupuestariamente hablando”.

En cuanto al Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, se ha convertido “en una clara apuesta por lo propio” con la reanudación de importantes proyectos como el Semillero de Arte o los Diálogos con Esteban Vicente que “permiten a los artistas locales exponer en un espacio único y a los visitantes, disfrutar de exposiciones de una calidad incuestionable de manera totalmente gratuita, como es el caso de Hereditas, la exposición de Gonzalo Borondo que no está dejando indiferente a nadie porque ha sido capaz de trasladar su arte urbano a las salas de un museo de una manera brillante”.

Administración electrónica

La modernización administrativa es otro de los compromisos de Miguel Ángel de Vicente como presidente de la Diputación y, “lo que parecía cosa del futuro, se ha convertido ya en una realidad en nuestra provincia, ya que gracias a la Administración Electrónica estamos acercando al ciudadano y a la administración hasta tal punto que a un golpe de ratón se pueden realizar todos los trámites con los ayuntamientos de la provincia”. Pero, además, desde el servicio de Asistencia a Municipios se está llevando a cabo la modernización de los servicios en los ayuntamientos como por ejemplo el de Simplificación en la Contratación Electrónica que les permite “gestionar sus contrataciones de una manera simple, ágil y transparente”. Pero sin duda, ese respaldo a los ayuntamientos se ha visto aún más durante la pandemia ya que desde la Diputación posibilitamos que “hasta el ayuntamiento más pequeño pudiera realizar sesiones plenarias de forma telemática acompañándolos en la responsabilidad de evitar los plenos y mesas de contratación de manera presencial”.

La fortaleza de los pueblos

Todas estas actuaciones, tienen un buen resumen en la campaña institucional que la Diputación lanzó el pasado mes de abril y que “pone a los pueblos y sus gentes como protagonistas de la fortaleza de la provincia”. Para Miguel Ángel de Vicente era importante “agradecer a esos pueblos, con sus alcaldes, concejales y vecinos, que hayan sido un ejemplo en uno de las épocas más difíciles que nos ha tocado vivir como sociedad”.

Pero, además de esta campaña, ese apoyo a los pueblos, sus gentes y sus ayuntamientos se ha hecho patente en medidas concretas como las que se han puesto en marcha desde el Área de Hacienda. Por un lado, el Plan Personalizado de Pagos que consiste “en un sistema especial de pago que permite a los vecinos de los pueblos de la provincia realizar los ingresos a cuenta de la deuda anual estimada correspondiente a todos los tributos de cobro periódico de forma mensual, cuatrimestral o semestral, para conseguir aquí que la Administración se adapte a las necesidades del ciudadano, y no al revés”. En este sentido, la institución provincial ha retrasado el cobro de tributos a los vecinos, “pero hemos asegurado el pago a los ayuntamientos anticipando un primer pago de 9,8 millones de euros porque, con esta medida lo que pretendemos es ayudar a los sectores que están teniendo dificultades para llevar a cabo su actividad, sin que los ayuntamientos sufran menoscabo”.

En la presentación de la Agenda Rural Sostenible, De Vicente destacó: “Estoy convencido de que desde las administraciones públicas debemos ser capaces de dar respuestas a las dificultades de las áreas rurales, porque, el reto demográfico no es un eslogan, sino una realidad que dificulta, en el día a día, poder garantizar algo tan esencial como la igualdad de derechos y oportunidades. Conscientes de las debilidades que plantea nuestro territorio y sus circunstancias, hemos comenzado a trabajar para que, aquello que a priori supone una amenaza, pueda convertirse en una oportunidad para nuestra tierra; logrando la sostenibilidad en todas sus dimensiones: ambiental, económica y social”.

En estos dos años De Vicente no sólo ha tenido que gestionar la crisis sanitaria, sino también hacer frente a la complicada situación provocada por un ciberataque y que, “gracias a la implicación de los técnicos se ha resuelto en poco más de un mes “con el menor menoscabo para los ayuntamientos y los vecinos de los pueblos”.