El Ayuntamiento dará la licencia cuando se autorice por la Junta. /E.A.
El Ayuntamiento dará la licencia cuando se autorice por la Junta. /E.A.

Espirdo acogerá el primer crematorio de animales de compañía de la provincia y el tercero de Castilla y León. El proyecto, promovido por Fuentebet Mascotas S.L., se encuentra pendiente de la autorización por parte de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo, según explicó la alcaldesa de la localidad, María Cuesta.

La instalación se ubicará en una finca del núcleo de Tizneros de cerca de 10.000 metros cuadrados, en régimen de alquiler por parte de la empresa. La actividad se desarrollará en una de las edificaciones existentes en el terreno que cuenta con los siguientes servicios: acceso desde la carretera N-110, abastecimiento de agua potable, suministro de energía eléctrica y red de saneamiento a fosa séptica, mantenida y vaciada cuando es necesario.

El desconocimiento de la normativa vigente hace que muchas veces los dueños de los animales de compañía no sepan cómo actuar cuando su mascota fallece. Es habitual que la familia piense en enterrar al animal en su lugar favorito, pero en la memoria del proyecto se asegura que está considerado como una infracción muy grave, según la normativa actual. Por ello, los animales de compañía deben ser incinerados.

Los crematorios de animales de compañía se encargan también de la recogida del animal a domicilio. Lo trasladan a sus instalaciones donde preparan el cuerpo o lo congelan hasta la fecha en que pueda ser incinerado. La cremación puede ser individual o colectiva, aunque la primera es la más elegida, porque así se garantiza que las cenizas que se entregan al final son solo las de la mascota de la familia.

Los familiares pueden alquilar también una sala a modo de velatorio, y al finalizar la incineración se entregan las cenizas.

Actualmente en Castilla y León solo existen dos crematorios de mascotas, en Palencia y en León. además de que no hay cementerios para animales de compañía, de manera que el enterramiento es la práctica más extendida entre la población que tiene un terreno particular, a pesar de no estar considerado como una práctica legal. En breve, los segovianos dispondrán de un crematorio al que poder llevar a sus mascotas, en Espirdo, en el alfoz de Segovia.