Espido Freire en el encuentro con los jóvenes alumnos del IES Marqués de Lozoya de Cuéllar. /C. Núñez
Publicidad
C. Núñez

Los pasillos del IES Marqués de Lozoya de Cuéllar contaron ayer entre sus alumnos y docentes con una invitada muy especial del ámbito de las letras; la prestigiosa autora Espido Freire llegó al instituto de secundaria para acercarse a los  alumnos en un encuentro enmarcado en la asignatura de Cultura Clásica. Freire, la autora más joven en recibir un Premio Planeta (Melocotones Helados, 1999), supo muy bien a qué tipo de público se dirigía y por ello mantuvo un diálogo fluido, ameno y muy enfocado a los jóvenes y sus aspiraciones.

Freire reconoció que para ella siempre ha sido primordial acercar la literatura a sectores diversos. Desde que comenzó en el año 98, ha mantenido encuentros con escolares, principalmente con los de secundaria. De la mano de la editorial Anaya, bajo la que está una trilogía histórica centrada en la Hispania Romana, organizan encuentros con los jóvenes que han leído estas historias; “el debate posterior parecía casi obligado, es una forma de alentar a la lectura, potenciar mi propia obra y de que ellos tengan acceso a temas como la historia y los valores del texto”, reconoció. Asegura que la mayor parte de las veces se generan unos debates muy interesantes que versan sobre los límites éticos, cambios en la evolución social, qué significa ser escritor, qué hace y cuestiones transversales. Esa es su intención, trabajar de esta manera, en la que se tratan la Cultural Clásica, la Literatura, Lenguaje y valores éticos -incuestionables, universales y no ligados a lo religioso: camaradería, honradez, conciencia tranquila-. Asevera que los jóvenes responden rápido, “si ven que los intentas amonestar o adoctrinar, la reacción a estas edades es inmediata”, explica. Junto a estos encuentros, se embarca en un programa de animación a la lectura del Ministerio de Educación que concede tres institutos por autor y con el que comienza la semana que viene. Entre ambas iniciativas viajará hasta Murcia, Almería, Barcelona y Huelva, y asegura que intenta siempre “dar prioridad a lo que ahora se llama España vaciada, el medio rural o lugares que tradicionalmente no entran dentro de la gira de adultos”. Freire se declara “enganchada a este tipo de encuentros porque realmente veo que  a lo largo de los años te encuentras con chavales que  te vieron con 15 años y ahora tienen 25 y se acuerdan”. Reconoce así que las reacciones de los jóvenes son muy dispares dependiendo de la edad, desde el nerviosismo de los más pequeños hasta el debate y las cuestiones que plantean los más mayores, siempre una experiencia positiva.

Fue una autora precoz y su trayectoria de éxitos la avala; aunque asegura que los alumnos “ya no me ven joven y ese argumento no les vale”, insiste ante ellos en que comenzó a escribir a su edad. “Sigo creando el vínculo con aquella adolescente que yo fui, porque les resulta más complicado entablarlo ahora”, señala.

JÓVENES EXPECTANTES

Los alumnos presentes en la charla de Espido Freire han leído ‘El chico de la flecha’, una obra juvenil que se ubica en la Emerita Augusta (Mérida) del siglo I d.C. y que trata con Marco y Aselo los valores de la amistad, la conciencia, las consecuencias de los actos. Esta es solo la excusa para tratar algunos de los temas que la autora quiere hacer llegar a los alumnos: la importancia de hablar y escribir bien, la ventaja que otorga, el flujo de información que existe en Internet y redes, la relevancia del discurso en ellas y la de sentirse feliz. Freire habló de su autor favorito, Shakespeare, de la amistad sólida, de los premios más valiosos -justo los no literarios-, y de cómo el gusto por la lectura y la escritura la invade hasta leer 300 libros al año. Quizá entre los alumnos alguien siga los pasos de esta exitosa escritora.

‘De la melancolía’ y sus proyectos actuales

La autora publicó ‘De la melancolía’ el 31 de octubre del 2019, una obra muy reciente que trata dos temas principales: la enfermedad mental -depresión- y cómo afectó la crisis a la sociedad y “fingimos que nunca ocurrió, que se ha superado”.  Espido Freire acaba de entregar también un ensayo sobre Jane Austen, reedición de otra obra que publicó hace tiempo, ‘Querida Jane’, pero ampliada y modificada. “Quería hacer una reedición y al final ha sido como partir de cero, me he sacado de la manga y de mi experiencia de estos 15 años un libro de Jane Austen, que es una de mis autoras predilectas y en la que he trabajado durante mucho tiempo”, explica. Avanza que volverá con teatro y con cuestiones más experimentales antes de volver a la novela, algo que siempre ha combinado con lo más convencional.

Asegura que “no para”, viajes literarios e investigar obras nuevas siempre cambiando formatos, sin olvidarse de este tipo de público como el que visitó ayer en Cuéllar, algo que, por sus palabras, la enriquece a todos los niveles.