En defensa de la autonomía financiera de los entes locales

La Diputación aprobó una moción conjunta de PP y Ciudadanos que rechaza que el Gobierno trate de "apropiarse de los ahorros acumulados por los vecinos de los municipios"

El pleno de la Diputación Provincial de Segovia aprobó ayer una moción en la que reivindican la autonomía financiera de los municipios. A través de una moción conjunta del equipo de Gobierno, formado por PP y Cs, se solicita al Gobierno de España que se atiendan las demandas referentes a la disposición por parte de las entidades locales de la cuantía total de sus remanentes de Tesorería acumulados para hacer frente al impacto económico de la crisis del Coronavirus.

De acuerdo con la moción presentada, el Gobierno central pretende que “ayuntamientos y diputaciones prestemos la totalidad de los ahorros acumulados durante los últimos ocho años, y a cambio sólo se pueda gastar una tercera parte de ese dinero… en actuaciones que previamente ha definido el Gobierno”.

Para el portavoz del PP, José María Bravo, los ayuntamientos de Segovia “hemos ahorrado, no tenemos deuda, y ese dinero no nos lo han dejado gastar y ahora se lo pretenden llevar prestado para devolver en diez años y decirnos cómo lo tenemos que gastar”. “Es una afrenta muy grave, sobre todo para los pueblos pequeños, que lo pueden necesitar en algún momento de urgencia”.

La moción conllevó una larga discusión dialéctica en la que los diputados socialistas votaron en contra, con el argumento de que el fondo de la cuestión es político, y que el ámbito de la discusión no debería ser el Palacio Provincial. También presentarían luego otra moción en términos parecidos, pero dirigida al gobierno regional. Pero se impuso la mayoría del equipo de Gobierno.

El portavoz del PP, José María Bravo, con el apoyo del representante de Cs, Ángel Jiménez, rechazaron las explicaciones del portavoz de la oposición, Máximo San Macario.

El debate lo cerró el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, y zanjó la polémica haciendo una defensa del papel de la Administración local. “Nadie se ha acordado del papel de los ayuntamientos en estos cuatro meses”, dijo en reproches tanto al Gobierno central como a los autonómicos. Y denunció que el gobierno bipartito de Sánchez-Iglesias, haya detraído partidas destinadas a Política Social, para invertirlas en planes de movilidad y ayudas al transporte público para las grandes ciudades. Dirigiéndose de nuevo a San Macario, De Vicente le instó a cambiar las pancartas reclamando la permanencia del médico, por otra con el lema ‘Mi dinero se queda en el pueblo’.

En el pleno ordinario de julio, los tres grupos apoyaron la propuesta conjunta del PP y Ciudadanos relativa a la solicitud al Gobierno central para incrementar de manera progresiva la Oferta de Empleo Público con el objetivo de dar cobertura a los puestos de secretario-intervención, y a la Junta de Castilla y León, para modificar la normativa de provisión de personal, de modo que exista más estabilidad y disposición laboral en muchos pueblos en los que resulta difícil cubrir puestos, y que puedan sacar adelante sus obligaciones de rendición de cuentas. Se trata de una solicitud “a quien tiene las competencias, para poder sacar esas plazas y que el medio rural no esté flojo de personal en esa materia”, destacó el portavoz del grupo Popular, José María Bravo, quien señaló la importancia de la figura del secretario interventor en los ayuntamientos, “sobre todo en los ayuntamientos pequeños”.

La moción, enmendada por el PSOE, tuvo también el respaldo del presidente provincial, Miguel Ángel de Vicente, quien dijo que estos puestos laborales “son la columna vertebral en el día a día de los ayuntamientos, sobre todo de los más pequeños”. En total en el conjunto de la provincia de Segovia existe un total de 98 secretarios. De ellos solamente medio centenar cuentan con habilitación nacional, mientras el resto tiene carácter interino.