La Sierra, al fondo, registra una gran cantidad de nieve. / ROCÍO PARDOS / ARCHIVO

La Agencia de Protección Civil de la Junta declaró ayer la alerta naranja en toda la Comunidad ante la previsión de fenómenos meteorológicos adversos hasta el próximo domingo. Se prevé un frío intenso, con temperaturas que pueden descender hasta los -12 grados bajo cero, acompañadas de nieve y hielo.

Las temperaturas mínimas en las capitales de provincia estarán entre los cuatro y los ochos grados bajo cero, siendo aún inferiores en los sistemas montañosos y zonas próximas. Esto tendrá como consecuencia la aparición de heladas generalizadas e intensas en toda la Comunidad.

Si se prevé circular por carretera, se recomienda hacerlo con el depósito al completo, con cadenas o neumáticos de invierno, y no olvidar un teléfono portátil con la batería completamente cargada, ropa de abrigo y algo de comida y bebida. Protección Civil desaconseja la práctica de actividades al aire libre, por el peligro de que se pueda sufrir un accidente o quedarse aislado o desorientado en zonas de difícil acceso. Además, se recomienda extremar la precaución con los sistemas de calefacción de las viviendas, en especial aquellos alimentados mediante leña, carbón, cisco… para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono.

Las provincias más afectadas por este episodio de frío y nieve serán Segovia, Ávila y Soria, principalmente en las vías que comunican Castilla y León con Madrid. En estas provincias, las acumulaciones de nieve pueden llegar hasta los 30 centímetros.

Navacerrada

La Guardia Civil cerró ayer por quinto día consecutivo el acceso a la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama por la M-601 desde Cercedilla a Navacerrada, cierre que se produjo a las 8,15 horas, al llenarse los aparcamientos de Cotos y Navacerrada, para evitar aglomeraciones y colapsos.

También se cortó el acceso hacia el puerto de Cotos en la SG-615 desde el puerto de Navacerrada y los vehículos que accedieron debían seguir hacia Segovia o dar la vuelta hacia Madrid por la M-601.

El pasado sábado un total de 350 personas tuvieron que ser evacuadas del puerto de Navacerrada debido a las grandes restricciones en los accesos a la sierra por la nieve, el hielo y la gran afluencia de madrileños, que provocaron retrasos en la línea habitual de autobuses. El Servicio de Rescate e Intervención en Montaña, la Cruz Roja y la Guardia Civil acudieron al lugar para rescatar a estas personas.