Eusebio ha decidido establecerse en la villa. /E.A.

Estuvo viviendo durante cinco años en Salamanca, ciudad en la que estudió hostelería y donde además estuvo trabajando dentro de este sector, pero Eusebio Fernández, sepulvedano, es además novillero de profesión, y durante varios años compartió grandes momentos entrenando con el malogrado Víctor Barrio. Ambos sectores han sido duramente golpeados por la crisis del Covid-19, tal y como el propio Eusebio afirma, “no les auguro buenas perspectivas de trabajo para los próximos meses”.

Este joven se confiesa un espíritu inquieto y con ganas de buscar otras alternativas para intentar ganarse la vida. La casualidad, o su tesón, hicieron que el año pasado, justo antes de su debut con picadores en la plaza de toros de Riaza, bajase a Sevilla y allí un conocido del mundo del toro, en el que tiene además la máxima confianza, le habló ya del negocio en el que ahora está volcado de lleno, y le gustó la idea. Se trata de un servicio de consultoría y asesoramiento online de luz, gas, telefonía móvil, correduría de seguros y alarmas, que se oferta tanto a particulares como a empresas, en el que Eusebio ofrece asesoramiento de manera personalizada. Su objetivo es intentar mejorar los servicios que el cliente ya tiene a través de un estudio en el que hace una comparativa para poder ofrecer el mejor precio en este tipo de servicios que forman parte de la vida diaria de prácticamente cualquier hogar o empresa.

Trabaja como autónomo independiente para la multinacional estadounidense ACN, con veintisiete años de experiencia y presencia en varios países. Para él, este respaldo es importantísimo, ya que está en contacto continuo con otros compañeros de profesión, entre los que se ayudan mútuamente, además de la formación diaria que les imparten por videoconferencia y resolución de dudas.

Eusebio, además, brinda la oportunidad a aquel que se decida a unirse a esta multinacional y así poder trabajar en equipo. Desarrolla su trabajo con total libertad, aunque se siente respaldado por ACN, porque si él gana, también lo hace esta empresa.

Aunque al principio tuvo sus dudas, algo lógico cuando uno se embarca en una aventura de este calibre, Eusebio reconoce sentirse muy satisfecho con los resultados obtenidos hasta la fecha desde el pasado mes de octubre, cuando se decidió a poner en marcha su propio negocio. La inversión económica que tuvo que hacer, que reconoce no fue muy elevada, ya la ha recuperado, y ahora está centrado en buscar nuevos clientes y expandir su negocio, ya que hasta ahora sus principales usuarios son particulares, y quiere empezar a abrirse camino en las pymes de la comarca. Funciona sobre todo a través de las redes sociales y la publicidad del boca a boca de clientes satisfechos, que para él es una de las que mejor funcionan. Todo un reto para este joven, que lejos de amedrentarse ante la época de crisis actual, ha decidido lanzarse a la aventura y abrir su propia empresa en Sepúlveda, su localidad natal, en la que confiesa sentirse muy a gusto y a la que tenía ganas de volver para establecerse.