El voto de calidad del alcalde da luz verde al Presupuesto de 2009

PP e IU califican de “cobardía política” y “maniobra absurda” la convocatoria de una sesión extraordinaria con el pleno incompleto. Rubio recrimina a la oposición falta de alternativas.

1

El voto de calidad del alcalde rompió el equilibrio de fuerzas que ayer había en el pleno extraordinario de El Espinar, y permitió la aprobación del Presupuesto de 2009, defendido por el equipo de Gobierno del PSOE. El resultado confirma lo esperado, ya que era sabido que la ausencia del concejal de IU, Eugenio López, —fuera del municipio cinco días por vacaciones— dejaba en igualdad numérica a los grupos del PSOE y PP, con seis concejales cada uno, y el voto del alcalde, David Rubio, resultaba tener un valor decisivo. Sin embargo, el análisis que cada grupo municipal hace de esta sesión abre distancias entre el equipo de Gobierno y la oposición.

Como ya informó este periódico, el programa económico ayer aprobado fue rechazado hace una semana por los concejales del PP y de IU. Ante esta situación, el alcalde decidió convocar una sesión extraordinaria en la que la aprobación del presupuesto se vinculaba a “una cuestión de confianza”, de forma que si de nuevo se hubieran echado atrás las cuentas, la oposición debía presentar una moción de censura al alcalde y un presupuesto alternativo. Ningún portavoz político cuestiona la legalidad de la actuación, pero tanto Francisco Jorge (PP), como Eugenio López (IU), consideran que Rubio ha utilizado esta vía como una maniobra para conseguir sus fines, ya que entienden que el alcalde se ha sometido a la confianza del pleno cuando sabía que su propio voto se la otorgaría.

El portavoz del grupo popular, Francisco Jorge, manifestó ayer que aprovechar la ausencia de un concejal “es una de las más lamentables muestras de cobardía política de este equipo de gobierno”, “un intento de tapar sus errores” y “una treta maquiavélica” porque considera que Rubio bien podía haber esperado unos días más para celebrar el pleno. Esta cuestión también fue ayer expuesta por el concejal de IU. Eugenio López aseguró a esta redacción que hace un mes comunicó al alcalde su ausencia de cinco días del municipio, señalando en un escrito las fechas concretas. “Son cinco días, no me he ido dos meses y lo sabía con antelación; si quería someterse a una moción de censura de verdad solo tenía que cambiar dos días la fecha adelante o atrás”, declaró López. Los portavoces de los grupos de la oposición no entienden las prisas de esta última semana para aprobar un presupuesto que se presenta cuando ya han pasado ocho meses del ejercicio. Precisamente, esta demora es el principal argumento que ofrecen para explicar su rechazo a las cuentas defendidas por el PSOE. Más aún, el PP considera que presentar enmiendas carece de sentido cuando ya está ejecutado gran parte del gasto y la vigencia de las cuentas iba a ser muy corta.

Por su parte, el alcalde defendió que ha aplicado un requisito legal para desbloquear una situación que podía perjudicar a los vecinos, porque estaban en peligro subvenciones al municipio por valor de un millón de euros. Rubio afirmó que la convocatoria del pleno extraordinario vinculado a una cuestión de confianza abría la posibilidad a que los otros grupos presentarán una alternativa económica “pero no han ejercido esta responsabilidad y ni siquiera han presentado enmiendas”.

Sobre el debate de las fechas, David Rubio dice que la convocatoria se hizo el pasado lunes, “con tiempo suficiente” para que pudieran acudir los concejales y recuerda que no es la primera vez que un edil comunica su ausencia y después se presenta a una sesión de pleno.