El proyecto Zink convertirá La Casona del Pinar en un hotel de vanguardia

Herrera presentó ayer la iniciativa en Fitur, que convertirá a Castilla y León en “referencia de innovación hotelera”.

2

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, presentó ayer en Fitur el proyecto Zink, un programa de investigación que pretende convertir Castilla y León en referencia de innovación hotelera, y cuyo primer prototipo se llevará a cabo en La Casona del Pinar de El Espinar.

Herrera, que llegó a Ifema a las diez de la mañana para celebrar el Día de Castilla y León, destacó, según informó la agencia Ical, que el stand de la Junta da especial protagonismo al mundo virtual en el que se desarrolla parte de la estrategia de promoción del turismo de Castilla y León, el de las redes sociales, pero también al de la innovación. “Una apuesta que se plasma en el proyecto Zink”, destacó el presidente. Según dijo, se trata de un programa a largo plazo que investiga tendencias arquitectónicas futuras en materia turística para crear productos innovadores que resulten útiles al sector, tales como aplicaciones robóticas, domótica, tecnología habitacional, sostenibilidad medioambiental, gestión hotelera… Además, Zink prevé desarrollar prototipos comerciales que permitirán su autofinanciación.

El primero de ellos, un baño sensorial, fue presentado en el stand al presidente. Se trata de una sola pieza de lavabo e inodoro que permite el reciclaje del agua del primero al segundo. El prototipo se completa con una ducha multisensorial de diferentes chorros de agua, invisibles a primera vista.

“Es un buen ejemplo y un precedente de nuestra apuesta por la investigación”, señaló Herrera. El conjunto del proyecto convertirá la Casona del Pinar, en Segovia, en hotel de referencia de “vanguardia e innovación”. El edificio, de titularidad de la Junta, será el espacio donde se desarrollarán las experiencias prácticas concretas.

El objetivo es la creación de productos innovadores que marquen la diferencia y sean aplicables al sector turístico, abarcando desde la arquitectura, las nuevas tecnologías, la sostenibilidad y el medio ambiente. Para lograrlo, la Junta cuenta con el apoyo de tres socios, la Universidad de Valladolid y dos empresas de la Comunidad: Estudio Castillo Oli y Luce. A lo que se añade el respaldo “ilusionado y comprometido” de los empresarios del sector hostelero en la Comunidad, puntualizó Herrera.

Durante su intervención, Herrera no olvidó referirse a la importancia de la “línea tradicional” en la estrategia turística de la Junta, materializada en convenios con operadores y grandes empresas.