El PP propone un nuevo reglamento para el Centro Infantil Municipal

Los ediles populares estiman que es “necesario” modificar el texto vigente. Todos los partidos de la corporación suscribirán un manifiesto en favor de los derechos del pueblo saharaui.

El Equipo de Gobierno, del PP, llevará al próximo pleno, que se celebrará el 2 de mayo, la modificación del reglamento del Centro Infantil Municipal situado en el núcleo de San Rafael.

Ubicado en las antiguas escuelas de San Rafael, dicho Centro Infantil iniciaba su actividad en 2011 con 38 plazas para niños y niñas de 0 a 3 años. Desde entonces ha sido gestionada por la empresa privada que resultó adjudicataria en esa fecha. El Centro Infantil inició su andadura no exento de polémica, dado que se inauguraba con un año de retraso ya que su apertura, prevista para el curso 2009-2010, no pudo llevarse a cabo en esa fecha por problemas surgidos durante el procedimiento de contratación, y las familias fueron obligadas a esperar hasta 2011 para poder utilizar el servicio, algo que el Grupo Popular, entonces en la oposición, recriminó al anterior Equipo de Gobierno, del PSOE. El reglamento se sometió a la aprobación del pleno de agosto de 2009, sin pasar el asunto por comisión, a través de una moción de urgencia.

Ahora, el equipo del PP considera que “es necesario llevar a cabo algunas modificaciones de ese reglamento aprobado entonces, ya que, en muchos puntos, las condiciones del servicio no responden a las necesidades reales de las familias”. Desde su punto de vista, algunas cuestiones, como el horario del centro, deben ser revisadas para garantizar que aun habiendo una demanda pequeña, los padres y madres tengan la oportunidad de disponer de un horario más amplio acorde con las jornadas laborales habituales.

Además de este punto del orden del día, y tal y como han hecho algunos pueblos de la provincia de Segovia, incluida la capital, todos los grupos de la corporación municipal presentarán de forma conjunta una moción de apoyo al pueblo saharaui en la defensa de los derechos humanos y la puesta en libertad de los presos políticos en el territorio no autónomo del Sáhara Occidental.

Esta iniciativa surge a raíz de la campaña promovida por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Segovia, conjuntamente con otras asociaciones y que consiste en instar a instituciones y organizaciones a aprobar una moción a favor del respeto de los derechos humanos en la antigua colonia española. En esta moción se acuerda suscribir el mandato del Parlamento Europeo a la XXII sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y exigir al reino de Marruecos la libertad de todos los presos políticos saharauis, la protección de los derechos fundamentales de este pueblo y el ejercicio del derecho a la autodeterminación, como establecen numerosas resoluciones aprobadas en los últimos años por Naciones Unidas.