El PP pide que se declare la “nulidad” del presupuesto de 2016

El grupo popular afirma que no pudieron estudiar la propuesta con la “antelación legítimamente indispensable”

0

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Torrecaballeros ha presentado un recurso de reposición contra el acuerdo adoptado en la sesión del pleno municipal del pasado 17 de diciembre, mediante el que se aprobaron los presupuestos generales para el año 2016.

En una nota de prensa, los populares explican que se solicita la declaración de nulidad de dicho acuerdo debido a la “indefensión” sufrida por estos concejales “al no poder conocer y estudiar los documentos esenciales, para poder posicionar su voto sobre este asunto, con la antelación legítimamente indispensable, como constitucionalmente está reconocido en su artículo 23”.

El mismo día 17, según manifiestan en el comunicado, “unas pocas horas antes de celebrarse el pleno, se personó un concejal de este grupo (Serafín Sanz Sanz, representante del PP en la Comisión de Hacienda) a examinar la documentación del expediente. Sorprendentemente este solo estaba compuesto por 1 de los 14 documentos y anexos, según especifica la normativa de aplicación, necesarios para su normal y correcta aprobación”. “Entre los documentos —continúan— que carecía el expediente figuran: la memoria explicativa, el informe de la intervención municipal de evaluación del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria y el informe de intervención de evaluación de la regla de gasto; todos ellos imprescindibles para adoptar el acuerdo dentro del marco de la normativa vigente”.

Esta “gravísima” circunstancia fue puesta de manifiesto con anterioridad a la toma del acuerdo tanto en la sesión plenaria como en la Comisión de Hacienda celebrada escasos 30 minutos antes que el pleno, según señalan los concejales populares.

A pesar de las advertencias en ambas sesiones, subrayan desde el PP, de que el acuerdo no podría adoptarse en esas circunstancias, “el equipo de Gobierno (PSOE) junto con la complicidad de Torre en Común y UPyD, decidieron proseguir con la adopción del acuerdo en una actitud carente de legitimidad democrática y más acorde con la que aplican otros regímenes”.

Desde el PP de Torrecaballeros “lamentamos esta deleznable manera de actuar de los concejales que forman parte del equipo de Gobierno y que se ha mantenido ante todas las propuestas realizadas desde nuestro grupo, en las dos escasas reuniones que se han llevado a cabo para la elaboración del presupuesto y sobre otras en las que intentan que el tiempo las catapulte al olvido. Seguiremos presentando propuestas que redunden en el beneficio de los vecinos y del propio Ayuntamiento siempre dentro del mandato que nos han otorgado”.

Como se recordará, el pleno de Torrecaballeros del pasado mes de diciembre aprobó un presupuesto de 1.042.489,75 euros. Las cuentas económicas para el próximo ejercicio salieron adelante con los votos favorables del equipo de Gobierno del PSOE y el apoyo de los dos concejales de UPyD y Torre en Común.

El alcalde de Torrecaballeros, Rubén García, destacó en su intervención “el carácter social” de estos presupuestos, “unas cuentas municipales que por primera vez después de muchos años están enfocadas a las personas, a nuestros vecinos, y no al ladrillo y a proyectos megalómanos de complicada viabilidad económica”. En la partida de gastos, la mayor cuantía (47,05 por ciento) corresponde a gastos corrientes en bienes y servicios y gastos de personal (25,66 por ciento). En este sentido, el alcalde explicó que en estas cuentas “contemplamos la partida necesaria para devolver a los trabajadores municipales unos derechos de los que se vieron privados con el anterior equipo de Gobierno: nuestros trabajadores recuperarán el cobro de trienios”.

Profundizando en el carácter social de los presupuestos, Rubén García comentó que de las cantidades que puede disponer el Ayuntamiento para ejecutar sus políticas, el 17,87 por ciento se dedica a fines sociales.

Asimismo, el regidor de Torrecaballeros destacó que “el pago de la importante deuda contraída por el PP en años anteriores, condiciona enormemente las cuentas municipales. Así, tenemos que dedicar a amortización de préstamos 84.150 euros más 13.730 de intereses préstamos, lo que supone una cantidad total de 97.880 euros”. De este modo, concluyó, “casi el 10 por ciento (el 9,38 por ciento para ser más exactos) del presupuesto para el año que viene se nos va en pagar la deuda”.