El pleno saca adelante el cambio de nombre de siete calles del municipio

La propuesta del alcalde socialista Máximo San Macario salió adelante con el apoyo del equipo de Gobierno, y a pesar de los votos en contra de los concejales populares

26

El pleno municipal celebrado el pasado miércoles en Cantalejo sacó adelante la propuesta del equipo de Gobierno del PSOE, de renombrar ocho calles del municipio. El asunto se aprobó gracias a la mayoría socialista y con los votos en contra del PP.

De este modo, y tal como se anunció en este periódico, se eliminarán del callejero los nombres: Plaza del General Franco, Calle Falange Española, Calle 18 de Julio, Calle 17 de Julio, Calle General Mola, Calle General Queipo de Llano, Calle Jose Antonio Primo de Rivera y Calle Generalísimo, esta última en el núcleo de Aldeonsancho.

Según el portavoz del PSOE y alcalde de Cantalejo, Máximo San Macario, “más allá de sólo acatar el mando imperativo de una Ley, la conocida como Ley de la Memoria Histórica, está nuestro total acuerdo por lo que esa ley defiende, que no es otra cosa que la dignidad, el recuerdo y la memoria de aquellos que sufrieron de una manera inhumana la Guerra Civil Española del 36 y la posterior feroz represión de la dictadura franquista”.

Además, el regidor dice no entender cómo el ahora portavoz de la oposición del PP, Jose Antonio Sanz Martín, puede estar en contra de esta propuesta. “Está claro que con este proceder manifiesta su firme apoyo al enaltecimiento de los símbolos franquistas. Desde nuestro punto de vista se trata de una postura anacrónica y que genera muchas inquietudes acerca de quien representa democráticamente a una gran parte de los cantalejanos”. “Es un hecho objetivo lo que la ley define. Y la ley es para todos y para que la cumpla todo el mundo, igual que reclamamos esta premisa para otros hechos en otros territorios de España, aquí en Cantalejo también. No podemos pretender estar al margen de lo que marcan las leyes y la Constitución Española”, añade Maxi San Macario.

Una vez aprobada la desaparición de estas calles franquistas del nomenclátor briquero, el alcalde propuso en el pleno dar traslado por escrito a los vecinos afectados para informarles del acuerdo y decirlos que desde el Ayuntamiento se actuará de oficio para comunicar los cambios a la Gerencia Territorial del Catastro de Segovia, a la Delegación de la Agencia Tributaria, al Registro de la Propiedad de Sepúlveda, a la oficina de Correos, a las oficinas de Segovia de la Seguridad Social y al Servicio de Recaudación de la Diputación de Segovia y así evitar trastornos administrativos a los vecinos cantalejanos”.

Además, en ese escrito, se les va a ofrecer a los residentes afectados, la posibilidad de que presenten sus propuestas para los nuevos nombres de sus calles, en el caso de no estar de acuerdo con la propuesta aprobada.