El municipio recupera lentamente la normalidad tras el último suceso

Un grupo de mujeres del municipio preparan actos en recuerdo de la que fue la primera víctima mortal de violencia doméstica

0

Muy lentamente, la localidad de Torrecaballeros vuelve a la normalidad. El primer caso de violencia doméstica que se saldó con la muerte de tres miembros de una misma familia: el matrimonio formado por Julio Z. M., y Ana S.V., y el hijo de ambos, Carlos Z.S.

Según las primeras hipótesis de la investigación, el joven y su madre murieron de varios tiros causados presuntamente por el padre antes de suicidarse éste. El suceso, que conmovió a toda la vecindad, también fue especialmente sentido en la localidad cercana de San Ildefonso, donde el joven de la familia, también fallecido, cursaba Primero de Bachillerato.

El supuesto doble asesinato y posterior suicidio, siguió siendo el comentario de todo el fin de semana, a pesar de que la familia de las víctimas rehusó celebrar actos de recuerdo aparte de los convocados por el Ayuntamiento de Torrecaballeros el pasado jueves, y las concentraciones que tuvieron lugar el viernes en San Ildefonso organizado por el Instituto de Bachillerato, y la reunión en Torrecaballeros impulsada por la Comisión Territorial de Violencia de Género. Además el pasado sábado el equipo de rugby en el que jugaba Carlos, de 16 años de edad, homenajeó al joven con motivo del partido celebrado en el campo de La Albuera, en Segovia.

A pesar de no haberse olvidado el asunto, Torrecaballeros ha vivido un fin de semana más tranquilo, sólo alterado por la llegada, como cada fin de semana, de centenares de turistas para degustar los tradicionales platos típicos segovianos, especialmente el cordero asado. Igualmente ocurrió en San Ildefonso, municipio turístico también por excelencia.

Mientras, un grupo de mujeres de Torrecaballeros están valorando realizar algún tipo de recuerdo a su amiga Ana S.V., mujer que participaba en muchas de las actividades del municipio.