1 viajero web
Los visitantes a su paso por Nieva. / E.A.

La cultura del vino, tan arraigada en la comarca de Nieva, fue el hilo conductor de la última visita del ciclo ‘Viajero, yo te enseñaré Segovia’, el programa de visitas guiadas ideado por Prodestur con el fin de potenciar y poner en valor la labor de los guías turísticos oficiales y de mostrar los secretos mejor guardados del patrimonio de la provincia.

Nieva y Santa María La Real de Nieva fueron los destinos elegidos este fin de semana, que se completaron con una parada en la antigua fábrica de chocolates ‘Herranz’ de Migueláñez. En estos lugares, los 46 participantes conocieron, de la mano del guía Mariano Vela Bautista, la interiorización que el mundo del arte ha realizado del recurso vitivinícola en la zona y el interesante proceso de tostado del cacao y la fabricación de los productos derivados de esta planta tropical tan presentes en la vida cotidiana de muchos hogares.

El claustro del monasterio de Santa María la Real de Nieva fue el punto de partida desde el que arrancó esta visita. El recinto dominico ofreció a los visitantes su amplio repertorio iconográfico que se reparte tanto en sus 85 capiteles del claustro monacal como en los cimacios, arcos, impostas o en las enjutas de los arcos. Los asistentes pudieron encontrar escenas relacionadas con la producción del vino, como la poda de la vid o el trasiego del vino, señas iconográficas de identidad de la comarca desde tiempo inmemorial.

Después, la comitiva se trasladó a la vecina Nieva, realizando parada en primer lugar en la conocida iglesia mudéjar de San Esteban. Aquí se detallaron los orígenes del templo, levantado en el siglo XI al estilo románico de ladrillo entremezclado con piedras de pizarra.
La jornada finalizó con parada en la antigua fábrica de chocolates ‘Herranz’ de Migueláñez, que aún conserva la única línea completa de máquinas para el proceso del cacao en todo el mundo.

Martín Muñoz de las Posadas y Bernardos serán los destinos privilegiados de la próxima visita que tendrá lugar los domingos 9 de octubre y 27 de noviembre. Martín Muñoz de las Posadas se encuentra en el antiguo Camino Real de Madrid a Valladolid, siendo lugar de obligada parada para el descanso del viajero, por lo que existen numerosos lugares para el alojamiento.