Pasada la Navidad en la villa y reunido el jurado del V concurso de Belenes Villa y Tierra de Cuéllar, se emitió el fallo del jurado y se procedió a la entrega de premios en el Ayuntamiento de la localidad.

El jurado, formado por la concejal de Educación y Deporte del Consistorio, Raquel Gilsanz, la gerente de la comunidad de Villa y Tierra, Elena García y un medio de comunicación, dedicaron dos jornadas durante las navidades a visitar los 19 belenes participantes, primero en un recorrido por los municipios y después en las creaciones de Cuéllar. A su finalización, han querido destacar el buen nivel de todos los belenes que se han examinado, lo que deja patente que el arte del belenismo es creciente y cada vez son más los colectivos que se animan a realizar sus composiciones, hecho digno de reconocimiento que también se quiere fijar como objetivo de este concurso. En esta edición 2019/2020 se ha querido destacar la gran participación de asociaciones y parroquias de la comunidad de Villa y Tierra, de localidades como Montemayor de Pililla, Fresneda de Cuéllar, Gomezserracín, Zarzuela del Pinar, Dehesa de Cuéllar y Navas de Oro. El jurado quiso reconocer el esfuerzo de  particulares y colectivos  de estos municipios que se han agrupado para desarrollar las labores que han requerido sus belenes, fomentando así el asociacionismo y dotando de más vida a estos pueblos que, gracias a contar con belenes, además de sumar actividad a su núcleo han logrado captar visitantes y ser un punto de referencia dentro la ruta de la provincia de Segovia. Desde el jurado se quiso animar a continuar en esta línea ascendente de participación y que, más allá de los galardones, crear belenes sea una actividad que pase a formar parte y se integre en la vida de estos municipios.

Por otro lado, el jurado quiere destacar la labor de la Asociación Cultural de Belenistas de Cuéllar y felicitarlos por sus dos belenes participantes; el nivel de sus creaciones es digno de enhorabuena y, a pesar de no ser premiado, el jurado quiere reconocer el esfuerzo de los miembros de esta organización referente para aquellos que se están animando a comenzar en este arte.

CAMBIO EN LAS BASES

El jurado explicó en el propio acto de entrega de premios que las bases sufrirán modificaciones en la próxima edición; la meta es que los criterios de valoración sean más homogéneos y se establezcan más categorías que faciliten esa labor de evaluación del jurado. Una de esas modificaciones pasará por delimitar una categoría única para colegios, que permita así valorar del mismo modo las creaciones de los centros escolares en los que se realiza un gran esfuerzo por compenetrar a todos los cursos y reflejarlo en la composición. Así, con la experiencia de este año, el jurado considera que la variedad de belenes presentados requieren el reajuste de las categorías.

PREMIADOS

El jurado emitió así su fallo, con los premiados en las cuatro categorías y dos menciones especiales.  El premio al Mejor Belén ha sido para Álvaro Martín, de Dehesa de Cuéllar, por su Belén hebreo ubicado en la iglesia de San Pedro Apóstol. Su magnitud y armonía en toda la composición se rige por un sentido completo en cada punto y un pozo central con caída de agua que lo hace destacar. Podrá visitarse hasta el 3 de febrero de 17.30 a 20.30 horas en Dehesa de Cuéllar, lugar por el que han pasado más de 400 personas, incluso desde Sevilla o Murcia. El premio recibido es de 250 euros.

David Martín Rico ha sido el galardonado con el premio a Mejor Belén Artesano; el joven cuellarano sorprende con una composición que, a pesar de su simplicidad, está llena de bellos detalles, con dos especialmente destacables, como la creación de un pinar autóctono y la inclusión de peces vivos en un pequeño estanque. El joven ha recibido 100 euros y diploma acreditativo. El premio al mejor Belén de Grupo, Parroquia o Asociación ha sido para la Asociación Cultural El Fresno, de Fresneda de Cuéllar.  Creado por vecinos y vecinas de la localidad, llama la atención por el nivel de detalle en cada una de sus partes y la gran labor de una asociación con los recursos existentes, logrando un resultado final de gran calidad. El Fresno ha recibido 200 euros y diploma.

Por último el premio a Belén Más Original ha sido concedido a la Asociación Cultural La Peguera, de Zarzuela del Pinar, por su Belén hecho exclusivamente con pan.  en todas sus variedades. El Belén de Zarzuela se alza con este premio a pesar de la creatividad de otros belenes, como los de los colegios de Cuéllar. Para su realización solo han utilizado pan salado de distintas clases, formando así algo nunca visto. La Peguera ha recibido 100 euros y diploma.

Dada la dificultad ante el nivel de las creaciones, el jurado ha decidido otorgar dos menciones especiales de 50 euros. La primera ha sido para Álvaro Herguedas, por su Belén artesano cuidado al detalle y con la inclusión de varias figuras infantiles, reseñables por su belleza y aportación a la visión de conjunto del Belén. La segunda mención ha sido para la Parroquia de Santa María Magdalena de Gomezserracín, por su participación por primera vez en el certamen tras crear un grupo de belenistas, el trabajo semanal de todos los vecinos y vecinas, y la armonía global de su composición.

De esta manera concluyó la quinta edición de un concurso más que asentado, que ha ido creciendo desde su inicio y que pone de manifiesto que cada vez son más los aficionados al belenismo. Todos se encuentran ya generando ideas para la próxima edición, para la que seguro empieza a trabajar en pocos meses.

La Asociación de Belenistas de Cuéllar, referente rozando las 19.000 visitas

Antes de comenzar el desmontaje de belenes es momento de hacer recuentos para la Asociación Cultural de Belenistas de Cuéllar. Su presidenta, Sonia Martín, ofrecía el dato de visitantes de esta temporada que comenzó a principios d ediciembre, y han sido 18.856 las personas que han contemplado sus belenes en Cuéllar hasta el pasado 7 de enero. Concretamente han sido contabilizadas las visitas de los belenes de la iglesia de San Miguel, Convento de Santa Clara y el Belén de Jesús García, incluido también en la ruta. La asociación considera este un resultado muy positivo al contar con dos espacios menos que el año pasado pero haber contabilizado miles de visitas procedentes de muy diversos lugares, y por situar a Cuéllar a un nivel muy destacable en la ruta provincial de belenes. No solo es aquí donde se posicionan, ya que su participación en congresos nacionales también lleva  el nombre de Cuéllar por toda la geografía española.

La Asociación cuellarana, que se ha alzado con un premio de la Diputación de Segovia, cuenta con un nivel excepcional que cada año mejora en sus creaciones y que se profesionaliza. Es por ello que desde el jurado del Concurso organizado por el Ayuntamiento local, han querido reiterar que a pesar de no contar con premio, su labor es reconocible y digna de alabar. Debido a su grana nivel y  en comparación con otras de las composiciones del certamen, se ha querido animar al resto a  continuar, con un claro referente en el arte del belenismo: la asociación cuellarana.