1 kanando
Lauren, creador de esta exposición. / C.N

El Centro Tenerías de la localidad se abre a un universo lleno de sensibilidades artísticas, el “universo Kanando”. Desde hace una semana, obras del autor cuellarano se exponen en este bello espacio de una manera muy especial, como las ha dispuesto su amigo y compañero de vida, Lauren, promotor de esta muestra. A la inauguración asistió la concejal de Cultura, Maite Sánchez, que habló de esta exposición como una demostración de afecto hacia Kanando por parte de muchos amigos y artistas. Se han recopilado obras propias y obras de artistas amigos que hacen de Tenerías un lugar lleno de interés para acercarse a la figura del cuellarano.

Sánchez habló de la originalidad de las obras y de la oportunidad de ver muchas obras que no se conocían por haber pasado a colecciones privadas. En la muestra también se realza la parte más influyente de Kanando como artista, pues bebiendo de otros pintores creó su estilo propio, del que se enriqueció él mismo junto a sus amigos pintores, con quien se juntaba para plasmar arte. 

Tenerías se ha convertido en un espacio en el que sumergirse en la figura de Kanando nada más subir la escalera que lleva a la sala de exposición. El “rincón Kanando”, como explica Lauren, está compuesto por lo más íntimo a nivel pictórico, autorretratos que el cuellarano pintó en dos años; su amigo lo tacha de “valiente” al ser capaz de autorretratarse de esa manera, porque eso supone “mirarse al espejo”. Uno de los expuestos no es suyo, sino de otro conocido artista cuellarano, Cepeda. El color cobra protagonismo en muchas de sus obras, pero además lo hace de una manera muy particular y reconocible. Entre sus obras expuestas está una de las más famosas y llenas de significado: una barra de bar muestra las conversaciones a las relaciones que él sostenía con los vecinos y sus amigos (entre los que se reconoce a algún artista más); Kanando era sociable, era amigo, arte, y su recuerdo es agradable para todos los que hablan de él y aún hoy lo recuerdan con el mismo cariño, 26 años después de su muerte.

Muchas de las obras se van a subastar y la recaudación irá a parar a un fin solidario, el que le de Kelele África, una asociación que tiene como finalidad trabajar con la educación de los niños, evitar ablaciones y mejorar la vida en puntos de África. La subasta será como la que se realizó hace unos meses con obras de artistas locales. Se difundirán a través de las redes del Ayuntamiento, con un precio de salida, y la puja deberá ser de 25 eros a mayores; se podrá pujar en redes o en el espacio de Tenerías. No se subastarán obras de Kanando porque son, en su mayoría, propiedades de amigos, y el sentido ha sido reunificarlas. El último día de la puja, cuando finalice la exposición el 30 de mayo, se cerrará la subasta en directo. Se espera poder hacer algún acto, un pequeño concierto para concluir este periplo artístico en memoria de Kanando.

kanando
La concejal admirando obras como la de Pablo Sevillano. / C.N

La idea de esta exposición surgió hace cinco años, como cuenta Lauren, y ha merecido la pena el esfuerzo para poder ver su pintura al tacto, sus autorretratos, todo su verdadero “universo” plasmado en lienzos. Autores como Pablo Sevillano han aportado obras para este homenaje. Sevillano decía de él que pintaba “con el alma”, y como dice su amigo Lauren, “el alma de Kanando es colorido, full colour”. El nombre de la exposición responde a lo que efectivamente era un “universo”, en el que habitaba Kanando y el que compartía con su gente cercana. 

La sala de exposiciones de Tenerías sigue las medidas anticovid para esta exposición, con aforo limitado, abierta de miércoles a domingo en horario de 17.30 a 20.00 horas.