10 01 fuentepelayo web
La familia de Olmos donó medio millar de ejemplares de los títulos que el escritór publicó./EL ADELANTADO

La figura literaria y humana del escritor Moisés Olmos Serrano no ha pasado desapercibida para la asociación “Taller Cultural de Fuentepelayo”. Este personaje del mundo de las letras que naciera en su siempre querido pueblo de Fuentepelayo en el año 1.925 siempre demostró una tendencia innata por la literatura. Le tocó vivir la crudeza de la vida en una familia numerosa en tiempos difíciles, donde garantizar la subsistencia cotidiana ya era un objetivo difícil de cumplir. En su niñez y mientras pastaba con las vacas propias y ajenas por los campos de su pueblo, para suplir su falta de asistencia a la escuela se llevaba en su zurrón cualquier libro o publicación que cayera en sus manos para pasar lo mejor posible las largas horas en la soledad del campo.
Siendo muy joven emigró al país vaco para buscar una vida mejor, y lo logró. El mundo del cine fue su refugio económico en su nueva vida en Madrid siendo director de la distribuidora Fides Centro. En la capital encontró las oportunidades de escribir y publicar sus propios libros de contenidos y estilos muy diversos. Más de una quincena de títulos fueron apareciendo paulatinamente por el mercado bibliográfico. A Moisés no le preocupaba si sus libros se vendían o no; no tenía ninguna necesidad de aparecer entre los listados “top”. Tan solo pretendía con cada una de sus obras contar la visión de sus experiencias más cercanas, de los personajes a los que amaba y de los paisajes y las tierras que sentía.
Moisés Olmos Serrano falleció recientemente; hace tan solo unos meses a los 97 años de edad. Pero su obra sigue viva gracias a su generosidad y a sus deseos manifestados de donarla a la asociación “Taller Cultural de Fuentepelayo” de la que era socio de honor. Con su pluma fue colaborador asiduo de la revista “La Hontanilla”, ejerció hasta sus últimos días de vida como cronista de la villa y fue recordado siempre en el difícil y distante mundo del cine (incluido su recordatorio en los recientes Premios “Goya”)
Cumpliendo los deseos de su padre, los hijos del escritor finado entregaron a los miembros de la junta directiva del Taller Cultural todos los ejemplares no vendidos de su obra. Cerca de medio millar de libros de todos y cada uno de sus títulos publicados.
Con la colaboración de la Fundación Caja Cega y Cajaviva y del ayuntamiento de la villa; para difundir entre el vecindario la huella de Moisés Olmos a través de su obra literaria, los miembros de la asociación han puesto en el mercadillo semanal del pueblo un stand para la venta de sus libros. Precios simbólicos para facilitar la difusión de la obra de quien fuera vecino inolvidable de la localidad. La recaudación total obtenida se destinará íntegramente a asociaciones de atención a colectivos de índole humanitaria y/o social de la provincia. Ese era el deseo de Moisés Olmos Serrano y así se ha cumplido. Descanse en paZ