El Supremo confirma 8 años de inhabilitación para la exsecretaria de Hontanares

Según la resolución de la Audiencia Provincial, la exsecretaria había redactado las bases de dicha convocatoria para obtener finalmente la plaza y después la dejó vacante al pedir una excedencia "ilegal"

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de ocho años y medio de inhabilitación para empleo o cargo público a la exsecretaria de Hontanares de Eresma (Segovia) por un delito de prevaricación administrativa que cometió junto al exalcalde Pedro Luis Cuesta, fallecido el pasado julio.

Según la sentencia remitida por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, la Sala de lo Penal ha desestimado el recurso de casación presentado por la exsecretaria Gema de Lucas y ha confirmado la resolución dictada por la Audiencia Provincial de Segovia en diciembre de 2018.

En ella, la Sala consideró que ambos habían cometido un delito de prevaricación al crear entre 2006 y 2011 una plaza de técnico urbanista a través de un proceso en el que se cometieron numerosas “ilegalidades”, entre ellas no contar con la aprobación del pleno municipal.

Según la resolución de la Audiencia Provincial, la exsecretaria había redactado las bases de dicha convocatoria para obtener finalmente la plaza y después la dejó vacante al pedir una excedencia “ilegal” para seguir ocupando su puesto de secretaria interina.

La misma Sala absolvió a los dos implicados de otros delitos de los que se les acusaba, malversación de caudales públicos, falsedad en documento oficial y estafa procesal en grado de tentativa.

En esta nueva sentencia, el Tribunal Supremo coincide con la anterior resolución y confirma que ambos implicados actuaron “en perfecta armonía” con la “evidente intención” de que la acusada continuase “a toda costa” en el Ayuntamiento.

La resolución relata que Gema de Lucas redactó las bases del concurso para su beneficio al solucionar la fase de oposición con una memoria en lugar de con un examen como es habitual y con la sobrevaloración de la experiencia, por sus muchos años acumulados como secretaria interina. Todo ello demuestra “más allá de toda duda racional, la voluntad delictiva en la perpetración de los hechos”, ha expresado la magistrada.