Corzo todoterreno
La cabeza del animal hallada en el interior de un todoterreno. / GUARDIA CIVIL

El Seprona de Segovia incautó el pasado mes de mayo una cabeza de corzo sin precintar y el rifle utilizado para abatir el animal, ocultos en el maletero de un vehículo en el término municipal de Cerezo de Arriba, según ha informado la Subdelegación del Gobierno.

El pasado día 27 de mayo, durante un control preventivo en la carretera N-110, la Guardia Civil inspeccionó el interior de un todoterreno Range Rover y encontró en maletero un rifle en su funda y la cabeza de un corzo macho muerto.

Los agentes observaron que la cabeza del animal no había sido precintada como establece la ley, por lo que tanto el animal como el arma utilizada fueron intervenidos y quedaron a disposición de la autoridad competente, mientras que el individuo fue propuesto para sanción.

En otro servicio efectuado el día 18 de mayo, los agentes del Seprona fueron requeridos por un ciudadano por la actitud extraña de una persona en las proximidades de un camino que une las localidades de Trescasas con Palazuelos de Eresma. Los agentes inspeccionaron la zona y hallaron un total de tres cajas trampa de pequeñas dimensiones, cebadas, activadas y listas para su uso, con la finalidad de atrapar pequeños carnívoros tipo comadreja, garduña o similares.

Se montó un dispositivo de localización en la zona y se identificó en días posteriores a una persona que portaba en el interior del vehículo que conducía una caja trampa idéntica a las localizadas días atrás y un cubo con cebo.

De igual forma, las cuatro cajas trampa fueron intervenidas quedando a disposición de la autoridad competente y la persona fue propuesta para sanción.