Judiones con chorizo, una de las tapas de una edición anterior. /E.A.
Publicidad

El Real Sitio de San Ildefonso ultima la organización del IX Concurso de Tapas del Judión de La Granja, un certamen que cada año atrae a más vecinos y visitantes en los primeros días del año, y que se celebrará los días 7, 8 y 9 de febrero, con el objetivo de promocionar la localidad como destino gastronómico. En este concurso participan establecimientos de La Granja y Valsaín dedicado a la restauración.

Cada restaurante o bar elabora una tapa en la que el judión de La Granja sea el protagonista. El ingenio y buen hacer de los cocineros granjeños ha dado lugar en años anteriores a verdaderas exquisiteces en miniatura, con el judión como base, acompañado de todo tipo de alimentos. El precio de venta de la tapa suele ser de dos euros.

Para los días del concurso, se distribuye entre los establecimientos participantes una urna y cartillas de votación, a disposición gratuíta del público consumidor, que será quien determine el ganador del concurso.

Las tapas se podrán degustar en un horario que se establece: viernes y sábado, de 12 a 16 horas y de 20 a 23 horas, y el domingos, de 12 a 16 horas.

Los clientes que degusten las tapas podrán participar en una votación para dar el ‘premio popular’ a la mejor tapa. Cada vez que un cliente deguste una tapa presentada a concurso, el establecimiento participante deberá sellarle la cartilla de votación en la casilla correspondiente a su establecimiento. Cuando se haya completado la degustación de todas las tapas, o al menos las de cuatro establecimientos, se podrá votar la tapa favorita utilizando la cartilla de votación e introduciendo ésta en cualquier de las urnas del concurso. Se tendrán en cuenta a la hora de emitir el voto: la calidad de los ingredientes de la tapa, su presentación y su sabor.

Una vez hecho el recuento de votos del ‘premio popular’, de entre todas las cartillas de votación válidas, se sacarán varios premios al azar en presente de todos los asistentes al fallo del concurso. El premio consistirá en un bono de comidas y/o cenas para dos personas ofrecidas por los establecimientos participantes en el certamen gastronómico, además de lotes de productos donados por los patrocinadores del concurso.