Un momento de la presentación del nuevo Plan en el Ayuntamiento del Real Sitio. /E.A.
Publicidad

El Real Sitio de San Ildefonso proyecta un modelo de desarrollo social y sostenible de cara a la próxima década que se inicia este 2020. El Ayuntamiento, encabezado por su alcalde Samuel Alonso, presentó ayer el nuevo Plan Estratégico del municipio, adaptado a la coyuntura actual, después de que la localidad granjeña fuera pionera con un primer plan que abarcó el periodo 1996-2004. Acompañado de varios responsables de la redacción del documento, procedentes del Observatorio del Territorio, y por el coordinador del Plan, el profesor de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Valladolid, Luis Carlos Martínez Fernández, el regidor reconoció la complejidad de un municipio como el Real Sitio de San Ildefonso, en el que el 95 por ciento de las propiedades son de otras administraciones. Samuel Alonso destacó la participación de los vecinos en la elaboración del Plan, con sus sugerencias y aportaciones, así como de asociaciones y colectivos, en un documento inicial “abierto y flexible”. El coordinador del Plan, Luis Carlos Martínez, incidió en que el documento u “hoja de ruta” no es estático. “Quienes hacen este Plan no son la universidad ni el Ayuntamiento, son los ciudadanos de este municipio. Ahora la administración local es la que debe liderar y aglutinar a todos los entes para decidir su futuro”, afirmó.

La estrategia de intervención del Plan Estratégico se organiza en cinco ejes, 18 líneas de trabajo, 51 medidas y 196 acciones. Así lo explicó una de las redactoras, Cristina Fernández Bustamante,  quien concretó que los cinco ejes sobre los que se va a trabajar son: la actividad económica y el empleo; la calidad de vida y desarrollo social; comunicación y transporte; patrimonio y gobernanza, simplificación administrativa y participación ciudadana. Sobre la implicación de los vecinos del municipio en la elaboración del diagnóstico inicial, Cristina Fernández aseguró que se encontraba “maravillada”. “No puedo decir que hayan participado todos los vecinos, pero sí casi todos”, apuntó.

La metodología del nuevo Plan se sustenta en la aplicación de un modelo propio caracterizado por un enfoque integral, transversal, multisectorial y participativo. La primera tarea ha sido un diagnóstico territorial, a través del que se han detectado las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades del Real Sitio. Entre estas últimas, sobresalen el potencial forestal de la localidad, que está bien comunicada, el potencial turístico y  gastronómico con la marca de calidad del Judión de La Granja y la producción ganadera.

Después se desarrolla una fase de participación, con los principales actores del municipio, con reuniones sectoriales y mesas interadministrativas. Y sobre esa base se fundamenta el diseño de la estrategia de intervención. Los cinco ejes mencionados, se  subdividen en 18 líneas estratégicas de trabajo. Así, en cuanto a la actividad económica y el empleo, se proyecta actuar  en los sectores primario, secundario y terciario (ganadería, agricultura, actividad forestal, transformación de la madera, turismo y comercio), y en empresas y empleo, con actividades de formación y asesoramiento, emprendimiento y diversificación.

La calidad de vida y el desarrollo social se dividen en cuatro líneas de trabajo: vivienda, atención a la población (servicios), redes e infraestructuras básicas (abastecimiento, energía y otras) y tiempo libre y esparcimiento (cultura, deporte y ocio). También se trabajará en movilidad y accesibilidad y en las tecnologías de la información y la comunicación, dentro del eje comunicación y transporte.

El Plan incide también en el patrimonio cultural, paisajístico, natural y ambiental y en la sostenibilidad; y en cuanto a la gobernanza, se quiere impulsar la coordinación interadministrativa, administración digital, simplicación administrativa y participación ciudadana.

NECESIDADES

Población. Favorecer una dinámica positiva y el rejuvenecimiento de la estructura de la población del municipio.

Estacionalidad. Combatir el elevado grado de estacionalidad experimentado en el término municipal, tanto desde el punto de vista del turismo como de la población flotante.

Recursos. Incrementar el aprovechamiento de los recursos actualmente infrautilizados.

Asociacionismo. Fomentar el asociacionismo como mecanismo de desarrollo de determinados sectores en el municipio.

Pymes. Impulsar el emprendimiento y la consolidación de las pymes y autónomos.

Formación. Estimular la formación en general y la profesionalización en aquellos sectores o actividades en los que sea más necesario.

Sector primario. Favorecer su aprovechamiento y desarrollo.

Turismo. Impulsar un nuevo programa de dinamización turística en el municipio.

Patrimonio. Favorecer la conservación, investigación y valorización de los recursos patrimoniales (culturales, naturales y paisajísticos).

Movilidad. Mejorar la gestión de la movilidad en el término municipal bajo criterios de sostenibilidad y seguridad.

Movilidad. Mejorar la gestión de la movilidad en el término municipal bajo criterios de sostenibilidad y seguridad.

Actividades. Incrementar el conocimiento y reconocimiento, por parte de la población, de los recursos y actividades del municipio.