16 1 web 1
La rehabilitación de la cubierta del pabellón de San Luis ha sido la actuación más costosa de este año. /E.A.

El Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso ha destinado este año 99.739,14 euros a la mejora de infraestructuras en toda la localidad. Este dinero procede de las subvenciones que la Junta de Castilla y León concede a los municipios del área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de Guadarrama. Están dirigidas a iniciativas tendentes a la modernización de las infraestructuras municipales, diversificación y mejora de los servicios prestados por la administración local, conservación o restauración del patrimonio natural y la eliminación de impactos sobre los valores naturales o culturares del espacio natural protegido, entre otras.

La actuación que más cuantía ha supuesto es la rehabilitación de la cubierta del pabellón polideportivo San Luis de La Granja. Esta cubierta venía presentando una falta de estanqueidad durante los últimos años, provocando goteras y filtraciones que, en épocas muy lluviosas, hacían impracticable la actividad físico-deportiva ya que el suelo se tornaba resbaladizo y peligroso. Con un presupuesto de ejecución de 81.433,91 euros, el Ayuntamiento adjudicó las obras de rehabilitación de la cubierta a la empresa Rehabilitación Solur S.L quien ejecutó los trabajos durante el pasado mes de julio.

La instalación de paneles fotovoltaicos para autoconsumo en la nave municipal del Polígono San Luis ha supuesto una inversión de 17.349, 59 euros, con cargo a la subvención. Esta actuación se ha efectuado dentro de las iniciativas de modernización de infraestructuras municipales y con el objetivo de disminuir el consumo de energía proveniente de combustibles fósiles y reducir las emisiones de CO2, cumpliendo además con una de las actuaciones recogidas dentro del Plan de Mejora de la Eficiencia Energética en el Municipio. Se han instalado 26 paneles fotovoltaicos en la cubierta de la nave con los que se espera producir 13.593 kilowatios al año y evitar la emisión de 4.227 kilos de CO2 al año. Así mismo se ha dotado a la nave municipal de seis cargadores para vehículos eléctricos.

Por último, con un presupuesto inicial de 1.060 euros, el Ayuntamiento contrató con la Empresa Sanpe Ingeniería S.A. la prestación de un servicio de inspección para el control preciso de las áreas de juego infantil del término municipal. El óptimo mantenimiento de las áreas de juego infantil requiere del cumplimiento de estándares internacionales que aseguren que los equipamientos de las áreas se encuentran en perfecto estado de uso y cumplen con todas las especificaciones en materia de seguridad. Se evaluaron las nueve áreas de juegos infantiles presentes en el municipio y se redactó un informe donde se recogían las no conformidades. En la actualidad se trabaja en la subsanación de las no conformidades detectadas para la posterior certificación de todas las áreas.

El Ayuntamiento ya está preparando los proyectos para 2022, entre los que se contempla la mejora en la cubierta del pabellón de Valsaín, entre otros.