Entrega de material escolar del presidente del Racing Cuéllar al CEIP San Gil.
Publicidad

El colegio local San Gil de Cuéllar recibió ayer al presidente del Club Racing Cuéllar, Jesús Ángel Ferreiro, que visitó el centro escolar con la mejor de las mercancías: libros para su biblioteca. Como resultado del Torneo Benéfico celebrado en Navidad (28 de diciembre), el club hizo efectiva la donación de libros que este año le tocó al colegio San Gil, después de haberlo hecho ya a los otros dos centros de Primaria locales con el afán de ayudar a todos los centros de Cuéllar. Este tercer año se ha recaudado alrededor de 400 euros, cantidad similar a la de ediciones anteriores.   Con el mismo ánimo de contribuir a la actividad económica local, el club ha ido rotando en la compra de material escolar por diferentes establecimientos de Cuéllar. Este año ha sido en El País de Jauja, librería y juguetería de la villa, lo que les ha permitido ampliar algo más por su generosidad.

Termina así un ciclo puesto que ya se han donado libros a los tres centros escolares locales, pero Ferreriro avanzó que hay ideas nuevas para las ediciones futuras. “Hay idea de continuar con este proyecto y ampliar a otros pueblos de alrededor, de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar”.  El espíritu de colaboración con el que nació este torneo se va a mantener e incluso expandir, una buena noticia para todos los escolares de los centros  cercanos, que podrán verse beneficiados.

Ferreiro explicó también que en el desarrollo del torneo de este año han contado con más ayuda del Ayuntamiento, lo que les ha permitido afianzar el torneo más allá de lo deportivo en el pabellón. A través de proporcionarles pases para las murallas y visitas teatralizadas, y fomentar la ruta de belenes, lograron que muchas de las familias desplazadas pasaran la jornada completa en Cuéllar contribuyendo al sector turístico. La hostelería también colaboró bajando los precios de menú diario con el mismo objetivo. “Poco a poco  intentamos mejorar y hacer más para ver si se afianza año a año”, comentó Ferreiro. Igualmente, el presidente aprovechó la ocasión para agradecer a todas las empresas colaboradoras.

LIBROS “DE REALIDAD”

La recaudación ha permitido comprar un gran lote de libros cuyos títulos, como explicó la directora del centro, Noa Ladrón, vienen de preguntar a todos los docentes, “porque siempre salen sugerencias interesantes”. No han faltado los que más éxito tienen entre los niños, como ‘Futbolísimos’, y también han incluido juegos para el aprendizaje basado en ellos. La temática es muy variada y abarca edades para todo el colegio, desde los 3 a los 12 años, pero hay ciertos títulos que muestran “la realidad”. Como comentó la directora, está cambiando la manera de enfocar a los protagonistas, sin encasillar a niñas y niños, sus roles de género. “Gracias a un cambio en la mentalidad, en la manera de ver que todos son iguales y que da igual a lo que jueguen o cómo vistan, hemos aprovechado para escoger algún título diferente”, comentó Noa. ‘El niño que no quería ser azul y la niña que no quería ser rosa’ o ‘Princesa Kevin’ son algunos de los títulos seleccionados, al que se suma ‘Mamá Robot’, la historia para comprender el reparto de tareas domésticas.

Con libros de estas características ponen de relieve todas las realidades diferentes que existen hoy en día, fomentando el respeto entre la comunidad escolar.