Control de la Guardia Civil a la entrada de Cantalejo. / KAMARERO
Publicidad

El Grupo Socialista planteará en el pleno de la Diputación Provincial de mañana establecer planes específicos para municipios confinados y proyectos de depuración de agua en localidades de menos de 500 habitantes. El portavoz socialista, Máximo San Macario, anunció ayer en rueda de prensa la presentación de dos mociones, que confían en que sean aprobadas.

San Macario subraya que la crisis sanitaria provocada por la Covid-19ha hecho sufrir, y mucho, a trabajadores, autónomos y empresas de la provincia de Segovia” y, “lamentablemente, estamos viendo cómo la pandemia, parece volver a recrudecerse y ya estamos viviendo los anunciados rebrotes”. Para el PSOE, el confinamiento de localidades aislada, en el caso de Segovia, Cantalejo y Carrascal del Río, tiene consecuencias extraordinariamente perjudiciales para la economía de esos municipios. “Además, en el caso de Cantalejo, –explica San Macario– ha de tenerse en cuenta que es el núcleo de referencia para toda la comarca. Durante el confinamiento estos desplazamientos no han sido posibles, por lo que el comercio briquero ha visto diezmado el número de clientes”.

Por ello, instan a la Diputación a que se pongan en marcha un plan especial de recuperación socioeconómico para pueblos confinados en la provincia y dotarlo de una cuantía económica inicial de 50.000 euros, que será revisable en función de la evolución de la pandemia. “Asimismo, planteamos la ejecución de un plan específico para el comercio de Cantalejo y Carrascal del Río, con la distribución de bonos comerciales para consumir en los establecimientos de estas localidades”. A este respecto, Máximo San Macario considera que “la Junta debe elaborar, dotar y ejecutar de manera urgente, un plan especial de recuperación socioeconómico para pueblos que hayan sido, o sean en el futuro, confinados”.

Por otro lado, la segunda de las mociones del Grupo Socialista propone que “sin más dilación”, se ejecuten los proyectos de depuración de aguas residuales en municipios de menos de 500 habitantes equivalentes, con la partida ya consignada a tal fin en el presupuesto de este año. “Ello debe hacerse apostando, en la media de lo posible, y siempre que los técnicos lo aconsejen, por la depuración de filtro verde o similar, por ser una alternativa más económica y más sostenible para nuestro entorno y el medio ambiente”, afirma el diputado socialista, Borja Lavandera, presente también en la rueda de prensa.

El PSOE plantea que la Junta de Castilla y León cofinancie esas actuaciones en los ejercicios venideros, “para que, en el espacio de cinco años, se llegue a la instalación de depuradoras en todos los núcleos de población de nuestra provincia, menores de 500 habitantes”. “Proponemos unos porcentajes de financiación de 40% por parte de la Junta; otro 40% por parte de la Diputación, y el 20% restante por parte de los ayuntamientos”, subrayó Lavandera.