El PSOE pide depurar responsabilidades por las ayudas de la Diputación

San Macario sostiene que el diputado Buquerín renunció a la subvención de la institución solo después de que el Grupo Socialista denunciara los hechos

El Grupo Socialista exige al presidente de la Diputación depurar responsabilidades ante la solicitud irregular de una subvención por parte de los diputados del PP José María Bravo y César Buquerín.

A los socialistas no les valen las explicaciones dadas después de que ellos denunciaran que los dos diputados habían solicitado ayudas de la Diputación para sus negocios. “Nosotros denunciamos los hechos,  y sólo entonces el señor Buquerín registra la renuncia y después se convoca una rueda de prensa urgente para poner a la señora Rodríguez a los pies de los caballos y al señor Bravo a insultar”, subraya el portavoz del Grupo Socialista, Máximo San Macario.

El Grupo Socialista entiende que el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, tiene que responder con claridad y no puede dar por zanjado el asunto diciendo que “es una cuestión menor”, según un comunicado de San Macario. “No es una cuestión menor” dice el portavoz socialista argumentando que o bien el presidente de la institución provincial “ni siquiera se lee lo que firma, o bien firmó con pleno conocimiento una concesión irregular de una subvención”.

Desde el Grupo Socialista se exige al portavoz del Grupo Popular en la Diputación, José María Bravo, que se retracte públicamente de los insultos que dirigió al viceportavoz del Grupo Socialista, José Antonio Mateo. “El señor Bravo tiene que pedir disculpas y retractarse. Y si no la hace, el presidente de la Diputación tiene que obligarle a hacerlo o ambos estarán ensuciando la imagen de toda la institución dando por válido hacer del insulto y la falta de respeto la táctica para tapar sus vergüenzas cuando se ha cometido una irregularidad”, subraya San Macario.