De izquierda a derecha, Sergio Iglesias, Alicia Palomo y José Luis Vázquez, procuradores en las Cortes. / El adelantado
Publicidad

Los procuradores socialistas José Luis Vázquez, Alicia Palomo y Sergio Iglesias, han preguntado en las Cortes de Castilla y León si la Junta cree que la reducción de una maestra en el colegio de Bernardos favorece a la calidad educativa y a la igualdad de oportunidades.

Desde que hace unas semanas se conociese la noticia de que Bernardos perdería una de sus maestras, pese a contar con un número de alumnos similar al año anterior, los procuradores socialistas se pusieron en contacto con el ayuntamiento de Bernardos así como con un miembro del AMPA del colegio, para conocer con detalle y de primera mano el problema que puede surgir. Los parlamentarios denuncian la situación que pueden vivir en el colegio de Bernardos al perder uno de sus tres maestros y para ello han registrado en las Cortes una iniciativa parlamentaria.

Sergio Iglesias, ha explicado que en la actualidad, el centro educativo de Bernardos, perteneciente al CRA El Pizarral que da cobertura educativa a 15 localidades de la provincia, imparte clase de todos los cursos escolares de Infantil y Primaria. Por lo tanto cuentan con un alumnado de edades comprendidas entre los 3 y los 11 años. Hasta este momento esas clases eran impartidas por tres maestras, en tres aulas diferentes. El número de alumnos estimado para el próximo curso es de 25 niños, el mismo número que el curso pasado y que en base a las tres aulas existentes, quedarían repartidos por un lado los tres cursos de Infantil, en otro aula 1º, 2º y 3º de Primaria y en el tercer aula 4º, 5º y 6º de Primaria siendo un reparto lógico en cuanto al número de alumnos y también a los niveles de aprendizaje que, estarían compensados.

El procurador ha recordado que para este curso la Dirección Provincial ha comunicado que tan solo contarán con dos maestros ya que es lo que mejor se ajusta, teniendo en cuenta la aplicación de la orden que regula las medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo. De esta manera se estaría cumpliendo el ratio que marca esta norma para dos unidades educativas, que está entre 12 y 28 alumnos.

Sin embargo el procurador y secretario de la comisión de Educación de las Cortes, Sergio Iglesias, considera que “dado que estamos hablando de un tema tan sensible e importante como la calidad educativa, deberían tenerse en cuenta otros factores y no exclusivamente el ratio. No es lo mismo 12 alumnos que 28, en cambio, según la norma, les corresponde el mismo número de maestros, es decir dos”. Esto obligará a unir en la misma aula y con la misma maestra a los alumnos de Infantil y de 1º y 2º de Primaria. En total unos 13 alumnos de entre 3 y 8 años, algo desde el punto de vista pedagógico y funcional, desacertado. Por ese motivo Iglesias cree que “es necesario que por encima del cumplimiento estricto de lo que marca la ratio atendiendo a la norma de control del gasto, se tenga en cuenta las necesidades y la situación de cada caso”. Esta norma está claramente desfasada, considera el PSOE, prueba de ello es que muchas comunidades no la aplican; ya que además se estableció como medida extraordinaria en un momento de crisis económica.

El procurador socialista considera que “con esta medida se empeora la calidad educativa, se fomenta que muchas familias decidan emigrar a poblaciones más grandes con mayor cobertura educativa e incluso la ciudad. Todo esto ahonda aún más en el principal problema de Castilla y León que es la despoblación y por tanto con estas decisiones, lejos de ayudar, acentúan aún más en el despoblamiento de las zonas rurales”.

Por lo tanto, ha defendido que “lo más adecuado para garantizar la calidad educativa sería mantener la situación actual con 3 maestras. Una para Educación Infantil que contaría con una previsión de 8 alumnos; otra para 1º, 2º y 3º de Primaria, con una previsión de 10 alumnos; y 4º, 5º y 6º con una previsión de 7 alumnos”. En este sentido han acudido a las Cortes, a la vez que seguirán en contacto continuo con el AMPA y el ayuntamiento de Bernardos para escuchar sus demandas y poder solucionar un problema que ha provocado la Consejería de Educación, al primar de nuevo, lo económico por encima de la calidad educativa y la igualdad de oportunidades.