Diputados socialistas visitaron los grabados rupestres. / EL ADELANTADO
Publicidad

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Máximo San Macario, manifestó su “apoyo incondicional” a la declaración como Bien de Interés Cultural del conjunto de grabados del Paleolítico Superior en el macizo de Santa María la Real de Nieva e instó a la Junta de Castilla y León a “no demorar más la protección de este importante conjunto descubierto en 1992 y localizado en los términos de Ortigosa del Pestaño, Domingo García, Migueláñez, Bernardos y Carbonero el Mayor”.

San Macario recordó que casi el cincuenta por ciento de los grabados se hallan en el Cerro de San Isidro “sobre el que hay incoado un expediente de declaración como Conjunto histórico-artístico y arqueológico desde 1979 sin que hasta el momento se haya avanzado en la protección de este conjunto, ni siquiera tras los descubrimientos de 1992 que vinieron a confirmar la importancia de este yacimiento como el tercer conjunto de arte del Paleolítico Superior al aire libre en la Península Ibérica, tras los de Foz Coa, en Portugal, y Siega Verde, en Salamanca”.

El portavoz socialista pidió “un compromiso firme de la Junta con la protección de este conjunto igual que hizo en su día con los grabados de Siega Verde, que han alcanzado tanto la declaración BIC como la declaración de Espacio Cultural Europeo y la inclusión en la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco”. Asimismo, San Macario, enfatizó “la necesidad de estudiar, catalogar e inventariar los grabados de épocas post paleolítica, para posteriormente declararlos, también, Bien de Interés Cultural”.

En su visita a la zona junto a otros diputados socialistas y miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Bernardos, San Macario destacó “la necesidad de poner en valor este yacimiento como recurso de primer orden para toda la comarca de Santa María, una de las zonas más afectadas por la pérdida de población en la provincia”.