Carretera de Campo Azalvaro web
Carretera SG-500 a su paso por Campo Azálvaro, en El Espinar. / E.R

Una moción presentada en el último pleno municipal por el PSOE de El Espinar ha puesto de nuevo el foco de la actualidad sobre el proyecto de mejora de la SG-500. La propuesta pedía la ejecución inminente de las obras a la Junta de Castilla y León y fue aprobada con los votos de PSOE, IU y VOX.

Sin embargo, desde el PP califican esta moción de “vacía de contenido, sin preparar y con el único fin de hacer populismo”. “Alicia Palomo dejó comerse este marrón al señor López Izquierdo, el cual no tenía ni idea y así lo demostró sin responder a las preguntas de nuestro portavoz Javier Hernando, cuando éste le hizo varias preguntas sobre el estado actual de la carretera, el estado actual de la licitación y así un sinfín de preguntas a las cuales no supo responder”, aseguran desde el PP.

Ahora ha sido el partido de Javier Figueredo, alcalde de la localidad, el que ha decido actualizar el estado del proyecto. “Para que todos nuestros vecinos lo sepan, la SG-500 tiene un presupuesto de 6,5 millones de euros, actualmente el proyecto está redactado y se ha consultado a Medio Ambiente (Servicio Territorial) para que analizara la tramitación que requería. Si bien se limita a emitir los documentos del Informe Red Natura (IRNA) y Declaración Autoridad Responsable (DAR), o bien necesitaba de un trámite de evaluación ambiental”, explican.

A finales del año pasado (2020) se respondió en el sentido de que precisa una evaluación de impacto ambiental. Por ello desde primeros de este año 2021 se ha procedido a redactarlo para poder tramitar la mencionada declaración. “La previsión es contar con este estudio a finales del mes de agosto, o primeros de septiembre, e iniciar el trámite de evaluación ambiental“.  “Este proceso conlleva una información pública, con el consiguiente análisis de las alegaciones que se reciban, todo ello desde el punto de vista ambiental”, exponen.

Terminado el trámite, se incorporarían al proyecto las precisiones que la propia declaración exija, seguidamente se supervisará el proyecto y se podrán iniciar los trámites de licitación, eso sí, previa información pública a los efectos expropiatorios.

Actualmente, en la carretera SG-500 se están realizando labores de conservación habituales. La primera actuación que se ha realizado ha sido la construcción de una rotonda a la entrada del polígono de El Espinar, que era el principal punto de conflicto para la circulación en esta vía que conecta la provincia de Segovia con la de Ávila.

Es tal la ignorancia del Grupo Socialista que incluso llegaron a pedir que sea la Junta quien ponga radares o efectos de reducción de velocidad, cuando bien sabemos todos que esa petición debe realizarse a la DGT (Dirección General de Tráfico), que es quien tiene competencia en ello. Valga como ejemplo la colaboración que hay en otras carreteras como por ejemplo en la CL6 15 de Palencia a Saldaña, donde la DGT puso radares de tramo a lo largo de toda la carretera y se señalizó con una línea verde en el asfalto, por el gran número de accidentes mortales que había”, concluyen.

A pesar del optimismo de los partidos políticos para realizar las obras antes de que finalice esta legislatura, varios colectivos y asociaciones ecologistas ya han anunciado que realizaran las alegaciones pertinentes para evitar su arreglo, lo que retrasaría aún más el inicio de las actuaciones de mejora. Sí bien es cierto que el estado actual de la vía tiene deficiencias que se han acentuado por el aumento del tráfico, esta carretera ha sido utilizada por ciclistas, ganaderos y amantes de la naturaleza que no ven necesaria una mejora sustancial.