El embalse de El Pontón Alto. / NEREA LLORENTE

La provincia de Segovia vuelve a ser escenario de la exitosa serie ‘La casa de papel‘. En esta ocasión, el desenlace de la quinta temporada se rodó en el entorno natural y en las galerías del Pontón Altón, con escenas que además proyectan el monte de La Atalaya. La grabación en la zona del embalse tuvo lugar entre los meses de marzo y abril de este año.

El final de esta ficción se estrenó el pasado viernes, 3 de diciembre, en la plataforma Netflix y el paraje segoviano es protagonista, concretamente, en el capítulo ocho. No es el único enclave de la provincia que sale a lo largo de la historia del robo liderado por ‘El Profesor’ (Álvaro Morte), pues en anteriores temporadas la ermita de San Frutos, en pleno corazón del Parque Natural de las Hoces del río Duratón, recrea la masión donde vive uno de los personajes más reconocidos, ‘Berlín’ (Pedro Alonso), y donde se orquesta gran parte del famoso hurto.

El Pontón Alto, escenario del esperado desenlace de 'La casa de papel'
Ermita de San Frutos. / EL ADELANTADO