El Plan de Infraestructura Rural apoya al sector primario con 600.000 euros

La Diputación espera llegar a todos los pueblos a través de los equipos de Acción Territorial

El Boletín Oficial de la Provincia del lunes, 3 de agosto, daba a conocer la relación de 102 pueblos beneficiarios del Plan de Infraestructura Rural, uno de los proyectos incluidos dentro del plan ‘ReIntegra’ de ‘Segovia, Provincia REactiva’ y dirigido a la mejora, el mantenimiento y la conservación de infraestructuras que contribuyan a favorecer el desarrollo rural y las diferentes actividades vinculadas al mismo.

Dotado con 600.000 euros de presupuesto, de los cuales 300.000 euros son aportados por la Diputación de Segovia y la cantidad restante por los ayuntamientos beneficiarios, con inversiones conjuntas cercanas 6.000 euros, el plan pretende, como explica el diputado del Área de Acción Territorial Basilio del Olmo, “apoyar al sector primario y las actividades agrícolas y ganaderas en las necesidades básicas que puedan tener para su buen funcionamiento rutinario”. “Desde la Diputación somos conscientes de que la reparación de un camino, la colocación de una puerta canadiense o el simple arreglo del firme puede afectar al buen desarrollo de cualquier actividad rural y, con ello, a la reactivación económica de la provincia”, apunta el diputado provincial, por lo que afirma que “allí donde no alcance el plan, esperamos poder llegar a través de los medios propios del Área, encargándonos de los trabajos y complementando el plan con una inversión cercana a otros doscientos mil euros más”. No en vano, los equipos de Vías y Obras de la institución provincial ya han realizado diferentes actuaciones en cerca de una treintena de municipios y no interrumpirán este tipo de labores mientras la climatología lo permita.

Por lo que respecta a los ayuntamientos o entidades locales menores de la provincia que sí han resultado beneficiarios del Plan de Infraestructura Rural, la mayoría de ellos han apostado por acometer obras de reparación, arreglo y adecuación de caminos, así como de mejora del firme o conservación de infraestructuras rurales, mientras que otros como Carbonero el Mayor llevarán a cabo obras de reparación y perfilado de cunetas. En Cerezo de Abajo, gracias a estas ayudas, quedarán instalados dos pasos canadienses, mientras que otros ejemplos son el de Castro de Fuentidueña, que construirá un abrevadero o el de Fresno de Cantespino, donde se acondicionará un antiguo barranco como vial de unión entre dos caminos.