15 1 WEB 5
Entrada a la Capilla de las Ánimas del Palacio de Laguna de Contreras. /E.A.

La Consejería de Cultura y Turismo ha abierto un periodo de información pública de un mes, hasta el 17 de enero de 2022, para la presentación de alegaciones al expediente de declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento, de las ruinas del Palacio medieval de Laguna de Contreras.

Este palacio constituye un bien relevante del patrimonio cultural como único ejemplo de arquitectura civil del estilo Císter en la provincia de Segovia. Se pretende su declaración como Monumento, ya que cualquier intervención que modifique el volumen, la tipología, la morfología y el cromatismo en el entorno podría suponer una alteración en las condiciones de percepción del bien o del propio carácter del espacio urbano.

El Palacio de Laguna de Contreras es un conjunto compuesto de restos de una fortaleza y una capilla, rodeado en origen por una cerca de mampostería y tapial de planta rectangular que en la actualidad se encuentra casi desaparecida. En el siglo XVIII se construyó la iglesia dedicada a la Asunción de Nuestra Señora que no forma parte de la fortaleza pero se encuentra en sus inmediaciones.

Del conjunto quedan los siguientes restos: Puerta de ingreso, en la que hace pocos años se levantó un murete en el que se han embutido dos escudos, tal vez de los Contreras, que se mantuvieron en el suelo durante muchos años; Lienzo del lado norte, del que tan solo queda un muro de poco altura, que ha servido de cimentación para algunas construcciones modernas; Muro de poniente, que ha sido reaprovechado también, alcanzando en algunos puntos mayor altura, y el Muro de mediodía, del que se conserva el arranque de manpostería en su totalidad y los tapiales en el extremo opuesto.

Los edificios singulares que constituyen el conjunto son, la antigua iglesia, que hoy se la conoce como Capilla de las Ánimas: la torre primera, en su muro del lado norte; la torre segunda, y la casona de los Contreras, que se extiende a lo largo de buena parte de la muralla meridional.

Del palacio arranca un pasadizo volado que entesta con la segunda torre y de paso a la huerta. Aún se conserva la puerta de cierre. Gran parte de la huerta ha sido ocupada por naves de factura actual.