año jubilar henarense
Presentación Año Jubilar Henarense 2021. / C.N.

El Santuario de El Henar fue este miércoles punto de encuentro de personalidades, participantes y medios de comunicación en la presentación del Año Jubilar Henarense. Fue el pistoletazo de salida del que funcionará así, como punto de encuentro, como “hogar” durante un año lleno de júbilo. Así lo quiso compartir el obispo César Franco, que desde el primer momento reconoció el paraje y al Santuario como un lugar de referencia en toda Castilla y León y fuera de esas fronteras. Para Franco, este año que comenzará el próximo 8 de agosto significa “reconciliación”, un año de júbilo en el que este tiempo dramático que se vive deja paso a la sanación.  Este año englobará a parroquias, vecinos, peregrinos que volverán al “hogar”, explicó el obispo de Segovia. Comentó además que todas las actividades que se realicen dentro de estos doce meses van a estar marcadas por la evangelización; “tendrá la misión evangelizante, desde lo cultural a lo folclórico, porque este es un lugar en el que la Fe se ha hecho cultura, y eso ha enraizado al pueblo”, señaló. Franco también habló de la vinculación de los años jubilares con la misericordia, además de la intención de que El Henar sea punto “de peregrinación y desprendimiento”; “peregrinar es desprenderse, y ponemos el objeto de la meta en la Fe”, indicó el obispo en referencia a un peregrinaje en el que lo importante es el sacramento.

“Todos van a tener en El Henar su casa”

A su intervención le siguió la del rector de El Henar, Carlos García, que tras su llegada el pasado mes de septiembre, la noticia del año jubilar le ha impulsado e una etapa tan intensa como emocionante. El rector habló en todo momento de que la Virgen de El Henar, Morenita de Castilla, puede llegar a convertirse en patrona de Castilla. Él fue el encargado de explicar el lema que acompaña al Año Jubilar Henarense:Mi madre y mis hermanos”. “La madre es la que más y mejor ha escuchado la palabra de Dios y la ha llevado a los hermanos”, aseguró, colocando a la Virgen Madre como modelo de escucha. “Queremos que todos los que acudan a El Henar encuentren una comunidad de hermanos”, señaló el rector, que habló del Santuario como la casa, el hogar de una madre al que siempre se vuelve y se siente como propio, además de lugar de encuentro con los hermanos. Asimismo, para el rector este año es el momento de transmitir a todos “la alegría y la bondad de  la Iglesia, y las raíces de nuestro pueblo”. “Todos van a tener en El Henar su casa”, sentenció García. Es así como el rector habló de año jubilar para los hombres y mujeres de campo, para los motoristas, para las fuerzas de seguridad, para los artistas o los comunicadores: todos estarán presentes y contarán con un día  conmemorativo en este jubileo. Carlos García quiso transmitir en todo momento la importancia de que, en estos momentos “dramáticos y de desolación, insuflemos alegría y ánimo”, ´a través de la Reina de Castilla. 

Belén Escudero tomó la palabra en nombre de la Asociación Cultural Virgen de El Henar, que  presentó el pañuelo identificativo del año jubilar, azul y con el logotipo del bordado, además de otro proyecto que aún “está en el horno”, literalmente: un dulce típico del año jubilar que se conocerá a medidos de mayo.

Un logotipo simbólico

Sonia Martín ha sido la encargada de confeccionar el diseño del logotipo de este Año Jubilar Henarense. “Nada es casual en este logotipo, todo tiene su explicación”, comentó la cuellarana, que  compartió los rasgos de este logo en el que se reconoce a la Virgen, al Niño, y el milagro del pastor a través del agua. Le acompañan en el cartel líneas de colores que representan “caminos de ida y vuelta”, todos los que llevan a El Henar y que, además, van a resurgir. Los colores del logotipo se asocian al del manto de la Virgen, así como las gotas se tornan de azul a blanco, símbolo del milagro de la Fuente del Cirio, otra seña de identidad.

La seguridad marcará todas las actividades

Hablar de este Año Jubilar Henarense supone un punto de inflexión entre la inactividad de esta temporada dada la situación sanitaria, y el comienzo de otra etapa de esperanza. Sin embargo, es inevitable ser conscientes de que la pandemia sigue marcando el ritmo de la actividad. Para este año se han programado desde celebraciones litúrgicas, romerías controladas, hasta conciertos o galas del folclore, todo ello enmarcado en un programa que cuenta con cientos de fechas ya estipuladas en el calendario, y que muestran una continuada actividad hasta el 18 de septiembre de 2022, cuando culmine el año jubilar. A todo esto le acompaña las medidas de seguridad, algo en lo que el rector del Santuario quiso hacer hincapié. 

“Para nosotros es prioritaria la seguridad de las personas”

El Henar, en el imaginario popular, está directamente relacionado con la multitud que acude al Santuario a pedir y agradecer a la Virgen. La romería de las antorchas, la misa de campaña o la romería del día propio de El Henar son actos que para cuellaranos y vecinos de toda la comarca son recuerdos nítidos. No obstante, esa imagen no será la que pueda verse en este año jubilar, al menos en su comienzo. El rector comentó que  todas las normas de seguridad y directrices estarán presentes: “Para nosotros es prioritaria la seguridad de las personas, por tanto, todos los que acudan a El Henar tendrán garantizada esa seguridad, será un espacio salubre y sin problemas de contagio”, aclaró. Remarcó además que están en permanente contacto con la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León. “Cada uno de los actos programados tiene un plan B por si no llegamos a poder hacer lo que desearíamos que fuera un acto multitudinario”; “somos conscientes de que las circunstancias actuales mandan y en sentido tenemos diálogo con las autoridades y nuestra mayor docilidad a lo que ellos vayan proponiendo”, aseveró el rector. 

Tanto los aforos del Santuario como las celebraciones estarán marcadas por protocolos de seguridad, aunque por la presentación, muchas de esas exposiciones, conciertos y actividades preparadas, escogerán el espacio exterior, tan rico y bello en el paraje, para añadir más seguridad si cabe a este Año Jubilar Henarense. Arranca así una recta final hasta agosto, en la que la ilusión es el indudable motor para carmelitas y fieles de la Virgen de El Henar.

Fotografías