olombrada visita consejero presidencia angel ibanez 5000
El consejero de la Presidencia, junto a De Vicente y De Blas, en su intervención. /E.A.

Han pasado ya 13 años desde que la localidad de Olombrada iniciara los trámites para la construcción de un nuevo edificio consistorial, un proyecto que aún no ha culminado, aunque la actual alcaldesa, Rosa María de Blas, confía en que a lo largo de este año se pueda ir ocupando el nuevo Ayuntamiento. El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, acompañado por el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, y el delegado territorial de la Junta, José Mazarías, visitó las obras de rehabilitación de la Casa Consistorial de Olombrada, en las que la Consejería ha realizado una inversión de 88.305,80 euros. Este montante económico ha financiado actuaciones de solados, tabiquería, carpintería, puertas de acceso, electricidad y fontanería, entre otras, según explicó la alcaldesa, que agradeció al consejero los fondos aportados a Olombrada.

Ahora resta equipar el edificio con el mobiliario necesario, para lo que el Ayuntamiento está pendiente de recibir otra subvención. Rosa María de Blas aprovechó la presencia de las autoridades autonómicas y provinciales para pedirles más ayuda, a lo que la respuesta fue “que insistamos”. De momento, se han invertido unos 300.000 euros en el nuevo edificio consistorial. La regidora espera que a lo largo de este año, lo antes posible, puedan ir ocupando las nuevas instalaciones municipales, “para poder ofrecer un mejor servicio a los vecinos, así como unas adecuadas instalaciones a los trabajadores, más en estos tiempos de pandemia que estamos viviendo”.

Como se recordará, en el año 1996 Olombrada evidenció el problema estructural existente en el Ayuntamiento. Denunciaban la existencia de riesgos, con la cubierta, la estabilidad del edificio y, por lo tanto, el peligro para un edificio que albergaba la atención pública de los ciudadanos. En el año 2007 se tuvo que decretar el abandono del Ayuntamiento debido al deterioro del inmueble y sobre todo, al grave riesgo que suponía.

La Junta convocó en el año 2010 la licitación de las obras, con un presupuesto base de licitación por un total de 288.022,87 euros para un plazo de ejecución de ocho meses. Después de diversos trámites administrativos llevados a cabo durante los años 2010, 2011 y 2012 para proceder a la adjudicación definitiva de las obras, se renuncia a la celebración del contrato por razones de interés público y debido a que en las previsiones de la Consejería de Fomento no existiría crédito disponible en la aplicación presupuestaria correspondiente para poder llevar a cabo las obras.

La primera fase de las obras fue pagada íntegramente por el propio Ayuntamiento, con un coste de 31.404,79 euros. La Diputación aprobó en 2015 una subvención directa para la segunda fase por un valor de 60.000 euros. Ahora, la Consejería de la Presidencia ha destinado más de 88.000 euros a la instalación de todos los servicios, restando solo el equipamiento interior.

Fondos de cooperación

Durante su visita, el consejero Ángel Ibáñez puso de manifiesto algunos datos significativos sobre las inversiones aprobadas en 2021 en la provincia de Segovia procedentes del Fondo de Cooperación Económica Local General, 1,2 millones de euros, y de la participación en ingresos de la Comunidad (3,8 millones). A esto se deben añadir otras cuantías que ha recibido Segovia en los últimos 12 meses, que corresponden a 5,4 millones de euros en fondos extra Covid, y otros 0,6 millones para inversiones y suministros singulares en mancomunidades y municipios.