Está considerado como una muestra de diseño e instalación industrial ejemplar. /KAMARERO
Está considerado como una muestra de diseño e instalación industrial ejemplar. /KAMARERO

El Ministerio de Cultura y Deporte ha incoado la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del Real Taller del Aserrío de Valsaín. Así lo ha resuelto la Dirección General de Bellas Artes en función de lo establecido por el artículo 6b de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, que estipula que el Estado será competente en materia de patrimonio cultural respecto de los bienes adscritos a servicios públicos gestionados por la Administración del Estado. Esta condición se da en este caso concreto que corresponde al Organismo Autónomo de Parques Nacionales del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al que está adscrito el Aserrío de Valsaín.

El Real Taller del Aserrío de Valsaín constituye una excepcional muestra de la arqueología industrial del siglo XIX en España. La singular muestra de arqueología industrial de su época que supone y el buen estado de conservación en el que se encuentra son los factores que han motivado su declaración como BIC. El inmueble que se conserva actualmente se fundó en 1884 en el enclave conocido como la Pradera de Navalhorno, bajo el patrocinio de la Casa Real, pasando posteriormente su titularidad a Patrimonio Nacional. Se encuentra enclavado en el monte Matas de Valsaín, de la provincia de Segovia, en el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso.

Por acuerdo del Consejo de Ministros de 1983, de conformidad con la Ley de Patrimonio Nacional, la titularidad de todas las instalaciones del aserradero, así como de los Montes de Valsaín en los que se ubican, fue transferida al ICONA. En un momento posterior, los bienes y derechos del mencionado organismo se integraron en el actual Organismo Autónomo de Parques Nacionales, adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Entre las singularidades del bien, considerado una muestra de diseño e instalación industrial ejemplar, destaca el hecho de haber sido construido específicamente para la maquinaria que iba a albergar. De esta forma, en una primera fase se excavó el sótano alrededor del cual se edificarían posteriormente el resto de las instalaciones del taller. El sótano se realizó con el fin de alojar la cimentación de las bancadas sobre las que se asentaba la maquinaria de aserrar en la planta superior, además de dotar del espacio necesario para albergar el eje transversal que transmitiría la fuerza motriz de la máquina a vapor. Finalizada la construcción, el ingenio a vapor dio movimiento a todas las máquinas de aserrío montadas sobre las bancadas.

La nueva declaración pone de relieve una de las líneas de actuación principales de la Dirección General de Bellas Artes en la actualidad, que es el fomento, protección, preservación y puesta en valor de los llamados “otros patrimonios”, como el patrimonio industrial y científico-técnico. El artículo 1.2 de la citada ley establece como integrantes del concepto de Patrimonio Histórico Español todos aquellos inmuebles y objetos muebles de interés artístico, histórico, paleontológico, arqueológico, etnográfico y científico o técnico. También forman parte del mismo el patrimonio documental y bibliográfico, los yacimientos y zonas arqueológicas, así como los sitios naturales, jardines y parques, que tengan valor artístico, histórico o antropológico.

Por lo tanto, mediante la declaración se materializa el compromiso del Ministerio para con la protección, puesta en valor y difusión de todos los tipos de bienes que integran el patrimonio español.