Una joven observa uno de los puestos de bisutería. / Nerea Llorente
Publicidad

El tiempo del fin de semana, con la bajada de las temperaturas no ha acompañado todo lo que debería, pero aún así decenas de personas se han acercado, disfrutar del cuarto mercado navideño celebrado en Nava de la Asunción, durante los días 3, 4 y 5 de enero. La mayor afluencia de gente ha sucedido siempre por las tardes, ya que es cuando los niños se acercaban a jugar a los juegos tradicionales que había repartidos por el mercado. Además, se han realizado diversas actividades para los más pequeños, como un taller de globoflexia o un pintacaras. El viernes les visitó también un paje real para recoger las cartas que los niños tenían preparadas para los Reyes Magos.

El mercado ha contado con todo tipo de productos y, por las fechas en las que estamos, muchos han podido servir para ultimar los regalos de reyes. Contaban con puestos de bisutería en acero, complementos taurinos, juguetes de madera, complementos, quesos, embutidos, frutos secos, cestos para la leña, etc. Se trata de mercado pequeño pero muy completo y como una de las novedades, este año ha contado con una pizzería italiana.

“Hacemos esto por Nava porque nos gusta el pueblo, mi padre es de aquí, yo traigo la churrería varias veces al año y el Ayuntamiento nos facilita el espacio, la luz y siempre colaboran cuando les pedimos algo”, comenta Sandra Gómez, una de las organizadoras de este mercado y que además de su churrería tiene un puesto de bisutería artesana.

Tienen la intención de seguir haciéndolo muchos más años y de seguir creciendo poco a poco, ya que están encantados de poder ofrecer alternativas al pueblo para dinamizarlo atrayendo no solo a los propios vecinos de Nava de la Asunción, sino también de los pueblos aledaños. Para el año que viene les gustaría poder realizarlo el fin de semana que se celebra el Belén Viviente, ya que atrae a una gran cantidad de público.