13 2 web
Integrantes del grupo de Aldea Real, representando una escena de su obra. /E.A.

Después de más de dos años haciendo mutis obligado por el covid, los componentes del grupo teatral ‘Con dos ó varios’ de Aldea Real ha vuelto a los escenarios. Los miembros del citado colectivo artístico se han rearmado en sus planteamientos y se enfrentan al reto de preparar una nueva obra.

Manteniendo la base de sus primeros años de existencia en cuanto a recursos humanos se refiere, han sabido adaptarse a la nueva situación y lo han hecho reforzando sus estructuras organizativas y de logística. Para ello, han incorporado a tres nuevos actores procedentes del Taller Cultural de Fuentepelayo con el aval de su dilatada experiencia. Otro hecho a destacar que redundará positivamente en el devenir futuro del grupo ha sido el fichaje de jóvenes miembros que a buen seguro aportarán savia nueva en un colectivo caracterizado por su veteranía.

Después de arduos ensayos y con una impagable dedicación, el grupo de Aldea Real estrenó su nueva obra el pasado fin de semana en la localidad de Fuente el Olmo de Íscar dentro de la programación de sus fiestas patronales.

Con una gran expectación, el elenco exhibió la escenificación de la obra ‘Virgencita, que me quede como estoy’. Se trata de una obra prácticamente original emanada de una amplia adaptación realizada por los componentes del grupo sobre el texto de la obra ‘Crisis y castigo’ del autor Jean Pierre Martínez. La obra en cuestión es una comedia basada en la actualidad de crisis económica y de valores de la sociedad a través de una crítica jocosa a los poderes fácticos con especial énfasis en el sector financiero, político y bancario. Una vez dado el pistoletazo de salida, ‘Con dos ó varios’ tiene ya contratadas media docena de actuaciones por otras tantas localidades de la provincia.