Elia Tralará, en su actuación en el Jardín Botánico de Segovia en su actuación de este año. / El Adelantado
Publicidad

Este martes 6 de agosto comienza el Festival de Narradores Orales de El Espinar, una de las citas más longevas y mágicas del verano cultural del municipio. Este año, además, llega a su XIX edición gracias a que el ayuntamiento sigue apostando por este evento donde prima el respeto a la palabra y donde se entrena la escucha atenta y reflexiva, tan necesaria en estos tiempos.

Para esta entrega, su director Carlos Yañez ha confeccionado un programa que recoge –en los tres días en los que ha quedado el festival- tres de las grandes tendencias en narración oral: la escénica, la literaria y la tradicional. De este modo, el festival se abre en San Rafael, en el Patio del Centro Cultural con Elia Tralará, quien utiliza materiales muy diversos y que, junto a su ukelele, representa la narración oral escénica que tanto éxito está teniendo en circuitos como el madrileño.

En cambio, el miércoles 7 y en La Estación de El Espinar en el Patio de la escuela podrá oírse otro estilo diferente: el literario, pues la mediterránea Raquel López Cascales utiliza textos propios mientras teje (y literalmente teje mientras cuenta) historias sobre adulterios y amores variopintos. El festival se cierra el jueves 8 en El Espinar con Lois Pérez, en dos ubicaciones distintas: el parque Cripiano Geromini para la sesión infantil y el Patio de la bola para la de adultos. Este gallego, que actúa por primera vez fuera del ámbito galaico-portugués, se convierte en el representante de la narración pura con repertorio tradicional, pero con un ritmo propio proveniente del rock y de su quehacer como poeta.

Como viene siendo habitual, las contadas familiares serán a las 20.00 horas, mientras que las destinadas al público adulto comenzarán a las 22.00 h. Dos sesiones por día para públicos distintos que harán reír, emocionarse y reflexionar a aquellos que acudan a disfrutar de lo que nos hace humanos: la palabra.