Un momento de la presentación del libro en el Teatro Juan Bravo. /ROCÍO PARDOS

El fallecimiento de tantos que pisaron las primeras nieves de la Sierra desencadenó el origen de ‘Historias del Guadarrama’, de Chus Martín Merino. Este libro, que ayer fue presentado en el Teatro Juan Bravo de Segovia, recoge 85 crónicas a mitad de camino entre el relato y la investigación en favor de la protección definitiva de este espacio natural. Comienza con el “gusto de saber” el descenso por estos montes de los primeros esquiadores noruegos de 1878 a 2020, según explica la autora. Para ello ha contactado con esquiadores, montañeros, corredores, deportistas de élite de otros mundos como el ciclismo, la vela, running, esquí, etc. Todos ellos fueron deportistas y otros entrenaron en sus comienzos en esta Sierra.

“El esquí y el deporte siempre me han salvado en situaciones complicadas de mi vida, ahí he encontrado el consuelo y apoyo que necesitas cuando todo se vuelve difícil. Por eso, me parece imposible vivir a sus espaldas, y si se convierte en literatura como en este caso, vamos al arte de la nieve. Así que este libro es una declaración de amor hacia ella”, afirma Chus Martín. “Todo comenzó –recuerda– la primera vez que me deslicé con 6 años con unos esquís de fondo de mi padre, de dos metros, entre las huellas de los tanques en Valsaín, en el rodaje de la película Patton”. Después subía con su padre y los chicos de Valsaín al Puerto, unos años “maravillosos” al asistir a los cursillos del Club 7 Picos. Al llegar a los 14 años comenta que comenzó a dar sus primeras clases a niños en Valdesquí, la única chica. “Esto me dio coraje y fuerza para afrontar otras carreras en mi vida como emprendedora. Pero el desafío que mas m’ a touché le coeur ha sido liderar este proyecto, porque cada vez que leía o escuchaba una de las crónicas me impregnaba de todo lo que en ella se expresaba”.

Chys Martín Merino es hija del campeón de esquí de fondo Jesús Martín Merino, reconocido en la Real Academia de la Historia de España, un esquiador con varias decenas de triunfos que ganó al cronómetro para España. En este libro se puede leer su palmarés, igual que el de tantos otros formados en las laderas de estas mágicas montañas y concretamente en el Puerto de Navacerrada. “Aquí nacieron más de una cuarentena de campeones nacionales, internacionales, olímpicos y muchos otros que a partir de hoy, aparecen en las páginas de este libro. Como trabajé más de treinta años como profesora de esquí, el género níveo se me metió en las venas. Vaya pues por delante, que este libro responde a mi pasión por los esquís y el mundo blanco”, señala Chus Martín.

Esta periodista desliza cuesta abajo con conocimiento de causa un relato, que no ficción, lleno de cariño, sabiduría, humor y trepidante acción, en un trazado que relata lo que fue el Gran Puerto de Navacerrada hace aproximadamente 150 años y desvela en clave intemporal dónde se puede llegar en el deporte internacional, entrenando a más de 1.800 metros de altitud a escasos 30 kilómetros de Segovia y 60 de la capital de España.