el espinar ayuntamiento convenio castellana autopistas
Javier Figueredo, alcalde, y Javier Hernando, concejal de Seguridad, en la firma del acuerdo. / EL ADELANTADO

El Ayuntamiento de El Espinar y Castellana de Autopistas han firmado la renovación del protocolo de actuación durante episodios de nieve y climatología adversa. A lo largo de los más de 30 años que lleva el servicio de autopista en funcionamiento, la relación entre ambas instituciones se ha desarrollado en un marco de estrecha colaboración, en particular en el suministro de materiales fundentes.

La intención de las dos entidades es continuar con los cauces de colaboración durante episodios de nieve y climatología adversa y, considerando necesaria la regulación de esta colaboración, hemos firmado ambas partes dicho protocolo de actuación”, han explicado.

Tras la firma, a la que asistieron el alcalde de la localidad Javier Figueredo, y el concejal de Seguridad, Javier Hernando, Castellana de Autopistas se compromete a la ejecución de los trabajos que minimicen el impacto de la climatología invernal sobre el tráfico rodado. Este protocolo se activará durante episodios de nevadas para los que la Subdelegación del Gobierno en Segovia active la alerta amarilla, naranja o roja (con espesores de nieve caída que van desde los 20 a los 40 centímetros, en menos de 24 horas).

De la misma manera, se comprometen a colaborar con el suministro de fundentes para los vehículos municipales en aquellos casos en los que la prolongación de las alertas meteorológicas sean de larga duración y esto provoque escasez de fundentes en los almacenes de acopio de la localidad.

Situación actual controlada

Aunque el invierno aún no ha llegado, la nieve y las temperaturas de los últimos días son más propicias de dicha estación que del otoño. Durante toda la semana el termómetro no ha superado los cinco grados y los operarios municipales siguen trabajando en la limpieza de calles, sobretodo en Los Ángeles de San Rafael, La Estación y San Rafael, donde la nieve ha caído con más fuerza. Pese a ello, la situación ha estado controlada en todo momento y los vecinos han podido desarrollar sus actividades con casi total normalidad gracias a los trabajos de limpieza.